España pierde casi 15.000 millones de euros en recaudación de impuestos por el coronavirus

Pedro Sánchez impuestos
Pedro Sánchez y la ministra de Transformación Digital, Nadia Calviño. (Foto: EP)

Las cuentas no le salen a Pedro Sánchez: España pierde casi 15.000 millones de euros en recaudación en lo que va de año y sólo teniendo en cuenta los grandes impuestos nacionales. A ello, habría que sumar la evolución de los tributos autonómicos y locales. La caída implica una pérdida del 10,3% de los ingresos por IRPF, Sociedades, IVA y Especiales y abarca los meses de enero a agosto.

La salida del estado de alarma decretado a nivel nacional por Pedro Sánchez hasta el 20 de junio no ha servido, ni mucho menos, para recuperar la recaudación de impuestos perdida en el parón de la economía. Y no ha servido porque, por mucho que el Gobierno se empeñe en afirmar que la recuperación ha empezado, lo cierto es que ese parón se alarga y sigue poniendo en duda la capacidad de financiación y pago de las cuentas españolas.

De enero a agosto, y según el propio dato anticipado de recaudación de la Agencia Tributaria, el IRPF ha caído -0,5% en términos de recaudación; el Impuesto de Sociedades un -47,4%; el Impuesto de la Renta de los No Residentes un -31,4%; el IVA un -15,1%; y los Impuestos Especiales un -12,6%.

España pierde casi 15.000 millones de euros en recaudación de impuestos por el coronavirus

Hay que tener en cuenta que la caída de la recaudación de impuestos con Pedro Sánchez se mitiga en el IRPF debido a que se han activado las prestaciones por los ERTE y, por lo tanto, esas cuantías figuran como ingresos a efectos fiscales. Pero esa recaudación se mantiene a costa de que el Estado esté pagando las prestaciones sociales, con lo que el saldo contable final para las cuentas públicas es claramente negativo.

Pérdida de recaudación

El resultado global es una pérdida de casi 15.000 millones de euros. Si en el mismo periodo de 2019, el Estado había recaudado por los grandes impuestos nacionales un total de 138.036 millones de euros, en el mismo periodo de este ejercicio esa cifra se reduce hasta los 123.779 millones de euros: un 10,3% menos y 14.257 millones por debajo del año pasado.

Esa cifra debe aún actualizarse con la pérdida de recaudación cosechada en los impuestos autonómicos y locales, con lo que el impacto final en pérdida de recaudación se elevará muy por encima de los 15.000 millones de euros. Y es que, como destaca ya el FMI, España se ha convertido en una de las economías más golpeadas por el coronavirus y la gestión llevada a cabo por el Gobierno socialcomunista.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé ya una caída de la economía de la zona euro del 8,3% para este año, 1,9 puntos porcentuales mejor de lo esperado en junio. Pero, pese a ello, sitúa a España a la cabeza con la recesión más aguda (-12,8%) entre sus grandes economías, como consecuencia del impacto del covid-19.

El FMI considera, por tanto, que el retroceso de la economía española será mayor del que espera el Gobierno, que, en su última revisión, estimó que el PIB caería este año un 11,2%.

Por detrás de España se sitúan Italia (con una contracción del 10,6%), Francia (-9,8%) y Alemania (-6%), una situación atribuible en todos los casos al impacto de la pandemia por el Covid-19, según su informe de Perspectivas Económicas Globales, presentado este martes. Para 2021, el Fondo prevé un repunte moderado en la zona euro del 5,2%, ocho décimas menos de lo esperado en junio, apoyado en el «enorme e innovador» paquete de recuperación aprobado por la Unión Europea (UE) de 750.000 millones de euros.

Por países, España crecerá un 7,2% el próximo año -una cifra avanzada ya a finales de septiembre-, nueve décimas más de lo previsto en junio; seguida por Francia, un 6% (1,3 puntos porcentuales menos que hace cuatro meses); Italia, un 5,2% (1,1 puntos por debajo de lo estimado en junio) y Alemania un 4,2% (1,2 puntos menos).

«Como resultado de la relajación de los confinamientos y el rápido despliegue de apoyo político a una escala sin precedentes por los bancos centrales y gobiernos, la economía mundial está comenzando a recuperarse de las profundidades de su colapso en la primera mitad del año», defiende Gita Gopinath, economista jefe del Fondo, al presentar el reporte.

La tasa de desempleo media en la zona euro será del 8,9% a finales de 2020 y del 9,1% el próximo año, aunque en el caso de España estará casi en el doble de ese porcentaje, al mantenerse en el 16,8% hasta finales de 2021, según los cálculos del Fondo (el Gobierno español prevé una tasa del 17,1% para 2020 y del 16,9% en 2021).

Además, el organismo presidido por Kristalina Georgieva considera que España mantendrá durante 2021 los niveles de desempleo que registrará al cierre de 2020, pese al repunte esperado del producto interior bruto (PIB). En concreto, el FMI destaca que la tasa de paro de España cerrará este año en el 16,8%, frente al 14,1% de 2019. Para 2021, la previsión es que también cierre del año situada en el 16,8%, según se desprende del informe.

Lo último en España

Últimas noticias