Polémica

Dimite el consejero de Murcia que se coló en la vacunación

El presidente de la Región de Murcia, Fernando López-Miras (PP), ha anunciado este miércoles la dimisión del consejero de Salud, Manuel Villegas, que se vacunó a pesar de que no pertenecía al primer grupo de vacunación (sanitarios en activo y ancianos en residencias).

«Un buen amigo acaba de presentarme su renuncia. Hoy me toca decir adiós a un hombre admirable», ha destacado el presidente murciano, en una declaración institucional.

López Miras ha destacado que «la única prioridad es seguir trabajando para reducir la pandemia» y se ha mostrado convencido de que «el doctor Villegas va a seguir contribuyendo a ello desde su profesionalidad y el destino que tenga a partir de ahora».

«No voy a entrar en el juego político, espero que la vara de medir sea igual para todos», ha destacado.

Más de 400 funcionarios

Villegas, como avanzó La Verdad, se vacunó la pasada semana junto a cientos de funcionarios que trabajan en los edificios de la Consejería y el Sistema Murciano de Salud, si bien, tal como establece el protocolo del Ministerio de Sanidad, en esta fase únicamente correspondía la vacunación a los residentes y personal de centros sanitarios o que «de manera específica realiza actividades que exigen contacto estrecho con personas que puedan estar infectadas por SARS-CoV-2, es decir, en función del riesgo de exposición y transmisión».

En una comparecencia, este miércoles, en la Asamblea Regional, Villegas explicó que 466 funcionarios ya han recibido la primera dosis de la vacuna y lo consideró amparado por el protocolo nacional puesto que, dijo, son trabajadores del sistema sanitario y el objetivo es «evitar brotes en los centros». Defendió así que su vacunación está respaldada por Sanidad ya que es médico y pertenece «al grupo 3», como «otros trabajadores en centros sanitarios y sociosanitarios».

El protocolo dice que los primeros en vacunarse son los residentes de los centros de mayores y personal sanitario y sociosanitario. Villegas es facultativo especialista del Área de Cardiología, pero actualmente es un político, no un sanitario en activo.

El consejero aseguró que adoptaron esta decisión «convencidos de que era lo mejor para proteger a todo el personal que está trabajando de forma incansable en la pandemia» y ha admitido que fue él el que invitó a vacunarse al personal de la Consejería de Salud. «Entendemos que su labor es necesaria en la pandemia y entraba dentro de lo que marcaba el Ministerio», afirmó.

Asimismo, aseguró que la vacunación se hizo «una vez que se ha vacunado ya a todo el personal que está en primera línea» y destacó que no han «ocultado nada, se ha actuado con normalidad, no ha habido distinciones entre profesionales y se ha hecho lo que se debía hacer, sin tratos de favor ni privilegios».

«Uno de los objetivos es vacunar a todo el personal del sistema sanitario, a todos sin dejar a nadie fuera; son esenciales, no sobre nadie y todos han aportado lo mejor en los momento más difíciles, no ha habido ninguna voluntad de ocultar nada», señaló el consejero, que ha asegurado ser «consciente de que puede haber personas que se hayan sentido ofendidas o decepcionadas».

Críticas 

Desde Ciudadanos, socios en el gobierno regional, se han mostrado muy críticos con los hechos. La coordinadora del partido en Murcia y consejera de Empresa, Ana Martínez Vidal, ha recordado que a los consejeros no les corresponde vacunarse todavía y ha advertido que deben ser «ejemplares».

Martínez Vidal ha considerado que el comportamiento de Villegas es «inadmisible» y le ha pedido que deje el cargo de inmediato.

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, también ha exigido al presidente de Murcia, Fernando López Miras, que cese a su consejero de Salud ya que este comportamiento es «indignante» y debe tener consecuencias.

«Es absolutamente intolerable e indignante que haya políticos que se hayan saltado la cola y que se hayan puesto los primeros para vacunarse. Esto no lo entiende absolutamente nadie y es un insulto a todas las personas mayores, a los enfermos crónicos y a los sanitarios que están pacientemente esperando que les llegue la vacuna», ha declarado.

Por su parte, Vox ha señalado que es «intolerable» que «haya cargos públicos que se salten la normativa anteponiendo sus intereses personales al de miles de familias que verdaderamente necesitan la vacuna».

«Villegas ha mentido, ha abusado de su poder como consejero de Salud y ha repudiado a miles de murcianos que aún hoy siguen esperando su turno», según el partido de Santiago Abascal, que también ha solicitado su «inmediata dimisión».

Mientras, la dirección nacional del PP ha defendido la postura del consejero alegando que es un sanitario. Se remiten a la posición adoptada por Murcia y defienden que el protocolo de vacunación se ha cumplido. El PP también ha querido diferenciar el caso de los alcaldes socialistas que se han vacunado.

Lo último en España

Últimas noticias