Mujeres con TalentOK: Claudia González, directora financiera de LetArt

LetArt: Comprar obras de arte con discreción y sin poner un pie en las silenciosas galerías

Arte
Claudia González, directora financiera de LetArt.

Da pudor romper el sosiego de una galería para preguntar el precio de una obra de arte, sin embargo, ahora es posible comprar con más discreción que nunca y visitando el taller de los artistas para cerrar la operación. Una revolución en el mercado del arte. La plataforma LetArt pone en contacto a los compradores, futuros coleccionistas, directamente con los creadores en sus talleres para conocer las obras de primera mano. 

Esta semana en Mujeres con TalentOK hablamos con Claudia González, directora financiera de LetArt, que llegó al proyecto casi por casualidad, mientras recopilaba datos para su trabajo de fin de grado. Ahí surgió el amor, como ella misma dice, pero no fue hasta un poco más tarde que se puso al frente de la parte financiera.

Encontrar la obra de arte de tu vida no es tarea sencilla, sobre todo porque, a priori, el desembolso tendrá que ser importante. Bueno, es cuestión de prioridades, unos prefieren comprarse un coche y otros comprar una escultura o una pintura con la que convivir para siempre. Sin embargo, las galerías de arte tradicionales dan un poco de pavor, así de entrada, porque están normalmente sumidas en el silencio y ya se sabe, además, que a los españoles nos cuesta hablar de dinero.

Sin embargo, LetArt abre sus puertas en la intimidad de la red, una startup que nació en un ambiente universitario y que no para de crecer. González explica que “ha ido evolucionando a lo largo del tiempo conforme se conoce más el mercado del arte y se prueban las hipótesis para llegar a soluciones necesarias”.

Una plataforma on line se puede permitir el lujo de iterar, claramente. “La idea original era crear una red social de artistas y para artistas, como si no hubiera suficientes redes sociales”, bromea Claudia.

Sin embargo, la responsable financiera explica que, tras una profunda investigación, se llegó a la conclusión de que “la oportunidad” para mejorar esta red social para la compra de arte “estaba en las plataformas marketplace que, en la mayoría de los casos, no tenían en cuenta la singularidad de la venta de una obra de arte o qué buscan los compradores”.

El origen de LetArt, como hemos citado anteriormente, se encuentra en la universidad. Los dos creadores son Álvaro Almería, CEO y Director de Marketing, y Virginia Lallana, Directora Artística y de Diseño de Interiores. Los dos comenzaron a crear el proyecto en las prácticas de la Incubadora Yuzz de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y desarrollaron su trabajo fin de grado sobre la plataforma. La joven señala que “al terminar los trabajos vieron potencial real en el proyecto y decidieron formar un equipo para llevarlo a cabo”.

Claudia conoció al equipo de LetArt a raíz de la investigación que estaba realizando para su trabajo fin de grado “en el que trataba de conformar un modelo de venta de arte para la clase media”. Para recopilar datos sobre el sector re reunió con Álvaro y Virginia, y “surgió el amor. Al poco tiempo me uní al proyecto como directora financiera”.

LetArt encierra algunas particularidades, a pesar de ser un proyecto al que le podemos poner el cartel de ‘emprendimiento’ sin ningún problema. Es una empresa que, como bien matiza González, no se ha creado siguiendo el formato antiguo y tradicional de emprendimiento español en el que “la gente aprende del sector, ahorra y cuando está cansado de que las multinacionales se aprovechen de sus conocimientos sin valorarlos comienzan un negocio”.

González mira fuera de nuestras fronteras y toma ejemplo de otros emprendedores con los que ha coincidió y que, me temo, no han tenido miedo a fracasar con sus proyectos. Son parte del mundo empresarial. Explica que ellos son jóvenes criados en una sociedad globalizada y digital. “Estuve estudiando un año en EEUU y tuve compañeros que, por ejemplo, habían creado con 20 años su empresa de café en la India”, relata. Y añade: “Nosotros seguimos este modelo americano de lean startup, metodología en la cual lo más importante es desarrollar tu idea, aunque sea sin el producto completamente terminado, lanzarla lo antes posible al mercado y modificarla adaptándose a las verdaderas necesidades”.

LetArt lleva un año operando con una landing page, “página en la que explicamos lo básico que hacemos”, y un wordpress con el que “hemos conseguido generar una comunidad interesada en lo que estamos creando y ventas”.

"El IVA del 21% es excesivo en este sector"

Es imposible no preguntar por el IVA del 21% aplicado al sector del arte, sin embargo, Claudia explica que “hemos hecho del IVA una ventaja competitiva respecto a las galerías tradicionales. Debido a nuestro modelo de venta basado en la comisión por obra adquirida, en el que nuestro papel es de intermediarios, nuestro IVA es del 13,33 %, ya que los beneficios de los artistas se facturan al 10% y nuestros beneficios como empresa al 21%”.

Insiste en relatar que es parte de “nuestro modelo y otra de las novedades que introducimos que nos permite que nuestra naturaleza de intermediarios no suponga apenas un incremento del precio para el cliente”.

Aún así, lo tiene claro y considera que el IVA al 21% “es excesivo, el hecho de sólo dar ventajas fiscales a los artistas y no al resto de agentes que operan en el sector pone de manifiesto el poco interés o vago conocimiento que existe sobre cómo opera el mercado del arte, en el cual sin cambiar el IVA a estos agentes sigues penalizando en un alto grado la creación artística”.

Además, la directora defiende que el IVA no es la única barrera de entrada, uno de los mayores retos “es lo rígido que son los pagos a la Seguridad Social cuando se trabaja por cuenta propia, no tiene en cuenta los ritmos normales de crecimiento de una carrera profesional o un negocio, en el que los ingresos son al principio menores e inestables”.

Apenas hace dos semanas desde LetArt han lanzado una nueva plataforma que como producto “cumple las necesidades que hemos identificado entre nuestros clientes, y esperamos que la gente considere su nuevo lugar donde descubrir artistas contemporáneos de la Madrid”. Obviamente, con esta nueva plataforma “esperamos que el número de ventas incremente y nos convirtamos durante este año en la plataforma digital referente del panorama artístico nacional”.

De momento, la mayoría de los clientes interesados en la compra de arte que llegan a LetArt proceden de España, pero ellos quieren ir más allá. “Por el momento, las estrategias de marketing han estado orientadas a nivel local, por lo que nuestros clientes han sido españoles, pero estamos en proceso de diferentes estrategias para atraer a un público internacional que visita la capital”.

Otra de las peculiaridades de LetArt, es que si quieres comprar una obra puedes hacerlo como si fueras un profesional del mundo del arte “sin poner un pie en una galería. El modelo híbrido que implementamos te permite beneficiarte de las ventajas de ambos mundos: online y físico”.

A través de la plataforma online, los clientes tienen acceso a toda la información de las obras, se puede disfrutar descubriendo artistas y conocer todos los detalles técnicos de las piezas de arte para que comprobar que la obra cuadra en el rincón que se ha elegido o que está a un precio que poder pagar.

“Sin una plataforma, esto llevaría meses de visitas a galerías por todo Madrid o búsquedas a través de Google en las que, si no tienes un conocimiento previo de nombres del sector, tendrías unas opciones muy limitadas”, expone González.

"No hay nada como ver la obra en persona"

Sin embargo, no sin tino, la directora financiera comenta que no hay nada como ver las obras en persona y de primera mano con el propio artista, que puede contar qué es lo que hay detrás. “De tal modo que cuando te decides por una obra”, explica la financiera, “compruebas que corresponde a lo que te esperabas y conoces al artista sin compromiso, y si te gusta, compras”.

Esto es lo que les diferencia de una galería de arte tradicional: “Ponemos a disposición de los compradores de arte todas las ventajas que ofrece Internet, pero sin perder la experiencia única que rodea la compra de una obra de arte”.

Los artistas que están en LetArt, son artistas emergentes del arte contemporáneo especializados en diversas disciplinas, pero “que han alcanzado una posición consolidada dentro del mercado del arte, lo cual no significa que no sea un arte accesible”, apostilla.

Los precios oscilan entre los 100 y los 6.000 euros

Los precios que puedes encontrar oscilan entre los 100 y 6.000 euros, siendo el precio medio 450 euros. González explica que el precio de una obra de arte depende del tamaño, técnica, número de unidades y trayectoria del artista. “La experiencia se conserva, pero el precio disminuye por el resto de factores. Para ayudar a entenderlo, se podría decir que en la moda equivaldría a vender el pañuelo o el perfume de Prada”, señala.

Para los artistas también hay ventajas porque les permite inventariar su stock en una plataforma digital dirigida a nuevos compradores de arte y futuros coleccionistas. “Contribuimos a que tengan acceso a nuevos públicos, poniendo en contacto clientes interesados en la adquisición de arte que emplean internet como medio de búsqueda y consulta”, comenta Claudia. Y no solo eso, además también puede vivir la experiencia de ver la obra en persona antes de comprarla, LetArt cierra un encuentro privado con el artista.

La directora financiera explica que “formar parte y colaborar con nosotros es totalmente gratuito. Sólo en el caso de venta nos llevamos una comisión por obra vendida que es significativamente menor que la de una galería tradicional”.

Clientes entre los 35 y 45 años

Los clientes que suelen tener en LetArt está entre los 30 y los 45 años, normalmente tiene una necesidad decorativa. “No quiere que su casa sea convencional y prefiere rodearse de elementos que tengan para él un significado más profundo y sean exclusivos”, asegura.

Ahora, con el proyecto más maduro están empezando a buscar otro tipo de clientes como decoradores de interiores o estudios de arquitectura, así como clientes internacionales.

Componente social del proyecto

En LetArt le dan mucha importancia al aspecto social. A que a pesar de que su modelo es un negocio digital, "la interacción social es importante para parte de las personas que se interesan en el arte. Por eso, nuestro modelo es híbrido e incluye la cita con el artista".

Pero además, organizan eventos quincenales en los cuales realizan una entrevista a un artista de LetArt y a un profesional del sector del arte, en los que se incluyen una cañas entre los asistentes para crear un espacio en el que compartir y disfrutar del arte.

Lo último en Economía

Últimas noticias