Retail

El endeudamiento de Eroski en relación a sus resultados multiplica por más de dos al de DIA

Los vascos acumulan 2.275 millones de deuda bancaria, más de 8 veces ebitda. DIA tiene una situación aparentemente mejor con 1.475 millones, 4 veces ebitda con el recálculo que se espera de esta cifra.

Eroski
Eroski

El tercer y el cuarto grupo de retail alimentario de España (DIA tiene un 7,7% del mercado y Eroski un 5,4%, según Kantar Worldpanel) acumulan entre ambos 3.750 millones de euros de deuda, un endeudamiento que les está causando problemas aunque con naturaleza y cuantía diferentes. La deuda de DIA mantenía unos ratios sostenibles y sólo la reformulación del ebitda que se prevé para sus resultados de 2018 puede dañar su balance entre deuda y ebitda si finalmente éste último es demasiado bajo. En sus últimas cuentas de octubre los supermercados dirigidos por Borja de la Cierva acumulaban 1.470 millones de euros de deuda, lo que suponía una ratio de 3,1 veces ebitda.

Este endeudamiento podría considerarse elevado (lo puede ser por encima de 2) pero en realidad muchas empresas del sector tienen un nivel parecido. Por ejemplo, Carrefour tiene un 3,31 de ratio deuda/ebitda o El Corte Inglés tiene un 3,1 en sus últimos resultados. Es decir estaría en la media del sector.

Sin embargo, teniendo en cuenta que para este año DIA ya ha anunciado que reducirá su ebitda a entre 350 y 400 millones de euros frente a los 568 millones de euros que tuvo en 2017, la ratio podría dispararse hasta 4,2 veces ebitda. De nuevo, una cifra alta, pero manejable, sobre todo si saliera adelante alguna ampliación de capital.

Se da la circunstancia de que los supermercados con sede en Las Rozas (Madrid) tienen la mayor parte de su deuda en emisiones de bonos que vencen en 2019, 2021 y 2013, todos ellos con cuantías próximas a los 300 millones de euros. El resto vendría en deuda bancaria, con 765 millones de euros que este mismo miércoles DIA anunció que tenía cerrados con la banca.

El error de comprar Caprabo

Si se tienen en cuenta estos números y este endeudamiento, la conclusión es que a pesar de las circunstancias anómalas que vive la compañía, DIA se encuentra en mejor posición financiera que Eroski. La cooperativa vasca cometió en 2008 el gran error de comprar Caprabo valorándolo en más de 1.500 millones de euros. Once años después, los supermercados e hipermercados del Grupo Mondragón aún pagan las consecuencias de esta operación arriesgada con una deuda bancaria de 2.275 millones de euros -2.600 contando otros instrumentos de deuda-, que si se tiene en cuenta su ebitda de apenas 244 millones de euros en 2017, da como resultado un endeudamiento desproporcionado de más de 8 veces ebitda. Hay que tener en cuenta que por encima de 4 en el sector retail se considera un grado especulativo de inversión (bono basura) y que empresas con un endeudamiento gigante, como Telefónica, tienen deuda de menos de 3 veces ebitda.

Con esta situación, no es de extrañar que la banca (Santander, BBVA, Caixabank, Sabadell y Kutxabank) no esté dispuesta a permitir que Eroski devuelva sus préstamos tan solo con su resultado operativo. A pesar de que el ebitda este año mejorará respecto al pasado ejercicio, la cooperativa vasca se encuentra muy lejos de estar en ratios saludables y es muy probable que tenga que desinvertir en activos como el citado Caprabo, del que actualmente apenas se podrían obtener entre 300 y 500 millones de euros, según si se tiene en cuenta la valoración de los bancos o la que la cadena vasca hace de su filial catalana.

Lo último en Economía

Últimas noticias