Sostenibilidad 'Made in Spain'

Una compañía española conquista el corazón de Ámsterdam por su apuesta por la iluminación sostenible

ámsterdam
Calles de Ámsterdam @Getty

En cuanto a economía verde y políticas de sostenibilidad, Ámsterdam es una ciudad que está a años luz de otras urbes de su alrededor. De hecho, el Ayuntamiento lleva desde al menos 2015 buscando y analizando la forma de conseguir una ciudad con cero emisiones a través de un modelo económico circular y sostenible que estuviera alineado, además, con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU y el ‘Pacto Verde‘ de la Comisión Europea (CE).

Sólo un año más tarde de aquella auditoría, Ámsterdam fue premiada por Bruselas por su capacidad de innovación y, desde entonces, varios consistorios holandeses le han pedido ayuda y asesoramiento para establecer sus propios programas circulares. Una de las claves del éxito del empeño verde de la ciudad ha sido la colaboración y la alianza con empresas, universidades y otros socios que impulsaran reciclaje, gestión y depuración de aguas residuales con el fin de obtener, entre otros usos, combustible de biogás, o la optimización de la energía a través de materiales de iluminación modernos e innovadores.

En este último aspecto, además, cabe destacar que Ámsterdam ha unido lazos con la industria española a través de SETGA, una compañía de iluminación que se ha adjudicado un contrato de 10 millones de euros para hacer toda renovación integral de un tercio de su infraestructura de alumbrado público, el mayor cambio a tecnología LED implementado en el noroeste de Europa. Esta nueva adjudicación, que no se ha visto afectada por la pandemia del Covid-19, seguirá adelante e implicará la fabricación de 42.000 equipos LED de última generación, ampliables hasta los 50.000.

Proximidad y sostenibilidad

La compañía, con sede en Galicia, basa su modelo de éxito basado en una proximidad totalmente sostenible y 100% hecho en España. Un hecho, por otro lado, que no resulta baladí porque al tener capacidad propia de producción no hay deslocalización no se destruyen empleos en la región y tampoco se da la espalda a la industria española.

Todos los elementos, señalan desde la empresa, que se desarrollarán para el Ayuntamiento de Ámsterdam con el fin de contribuir a su sostenibilidad y ciudad eficiente tendrán la garantía de estar hechos íntegramente en España. Concretamente, el 81% de la cadena de valor de la española se encuentra en un radio inferior a 150 Km de Pontevedra y un 15% restante en un radio no superior a los 1.200 km en territorio español.

Uno de los motivos que han conquistado a los holandeses es el proceso de fabricación respetuoso con el medio ambiente y su compromiso de reducir la huella de carbono, así como su faceta de impacto positivo sobre la sociedad donde se mueve por el retorno social o la conciliación entre luz y salud pública gracias a la calidad lumínica y fotobiológica de su tecnología.

También ha jugado un papel determinante el hecho de que los equipos de la gallega, electrónicos y mecánicos, se adaptan a la fisionomía del alumbrado de Ámsterdam, ya que el carácter ancestral propio de los faroles de la ciudad ha marcado su personalidad desde principios del siglo XX.

Lo último en Economía

Últimas noticias