Bancos

Santander cierra 480 oficinas mientras implanta su modelo de sucursal ‘smart red’

La entidad bancaria iniciará este año un proceso de ajuste pero en 2018 cerró casi 500 oficinas, buena parte de ellas en España y Portugal

Santander cierra 480 oficinas mientras implanta su modelo de sucursal ‘smart red’
Oficina Smart Red de Santander

Banco Santander iniciará este año un ERE que podrá sacar más de 3.000 empleados del grupo para ajustar más su plantilla tras la integración completa de Banco Popular. Sin embargo, los ajustes ya se llevan realizando tiempo como prueba el hecho de que este año 2018 se han cerrado 480 oficinas del grupo en todo el mundo. Unos cierres que se han producido sobre todo en España, Portugal y en las oficinas de Santander Consumer Finance (SCF), localizadas en países europeos, en el marco de la transformación que está realizando el grupo hacia las oficinas modelo ‘smart red’.

Este tipo de oficinas comenzaron a implantarse en 2016 en el marco de la nueva filosofía digital o ‘digilosofía’ del banco cántabro. Para octubre del pasado año Santander ya había transformado en algo más de dos años 500 oficinas a su nuevo modelo, donde se suprimen "las barreras arquitectónicas para hacerlas accesibles a todos" y se amplía la tecnología para un servicio "más ágil y personalizado". Sin embargo, el proceso de transformación no ha llegado a todas las sucursales y muchas no pueden adaptarse al modelo por lo que tienen que cerrar.

La entidad no desglosa cuántos de estos cierres corresponden a oficinas de España, de Portugal o de la financiera, pero sí reconoce que las clausuras están relacionadas con la adaptación de la red a los nuevos gustos. Santander tiene 13.217 oficinas, siendo el banco internacional con mayor red comercial.

Caixabank también lo hace

Toda la banca se encuentra inmersa en el doble proceso de cerrar parte de sus oficinas y transformar otras. Así lo está haciendo Caixabank, por ejemplo, que ha bautizado como el modelo ‘Store’ las nuevas sucursales que abra, que contarán con un diseño y un concepto muy parecido al de las ‘smart red’ de Santander. Los catalanes quieren llegar a las 700 ‘Store’, especialmente en núcleos urbanos, con una atención personalizada por la tarde al igual que en Santander.

Pequeños competidores como Pibank, por su parte, también optan por este modelo de oficina que se impone actualmente en la banca, y con el cual las entidades quieren seguir manteniendo la relación física con sus clientes más digitales, que a la hora de la verdad de tomar una decisión financiera importante (como es la firma de una hipoteca) requieren casi siempre de la asistencia personalizada de un profesional.

Las oficinas de Smart Red dispondrán de una plantilla sobradamente preparada y de mayor valor añadido. Sin embargo, el número que tenían en octubre era de 500 oficinas bajo este nuevo modelo, de las más de 13.000 con las que cuenta el grupo en sus diez países presentes. El cambio está aún en sus inicios.

Un ERE en camino

Por su parte, en la plantilla del Banco Santander y muy especialmente en aquellos empleados que fueron integrados de Banco Popular, cunde la idea de que el proceso de ajuste es inminente y que se iniciará en las próximas semanas después de culminarse el proceso de integración tecnológica.

Desde fuentes de los empleados se calcula que no menos de 3.000 personas serán propuestas para un despido colectivo del banco cuando las circunstancias sean las más propicias.

Lo último en Economía

Últimas noticias