Euroliga 2018-2019

El CSKA acaba con el sueño del Baskonia y se medirá al Madrid en la Final Four (83-92)

El CSKA se mete en la Final Four de Vitoria tras ganar el cuarto partido de la serie al Baskonia. Los rusos serán el rival del Real Madrid en las semifinales.

  • Europa Press

El Kirolbet Baskonia se despidió de su objetivo de ser anfitrión de la Final Four que se jugará en Vitoria, donde sí estará un CSKA que eliminó al cuadro vasco (83-92) en el cuarto partido (1-3), un choque que fue local hasta el último cuarto, donde el colapso se comió a los de Perasovic en el golpe final de los rusos.

Un 12-24 en el último parcial sentenció al Baskonia cuando por momentos veía posible forzar el quinto partido de Moscú. Conociendo el gen de los vascos, en casa, con la primera ‘Final a Cuatro’ de Vitoria aún en juego, no cabía esperar otra cosa que un Baskonia a tumba abierta. Con todo y con todos sin llegar a rematar. El CSKA se citó con el Real Madrid en semifinales.

Los de Perasovic pusieron los cimientos con una gran defensa y dieron ritmo a su ataque, enfrente parecía solo existir Nando de Colo (27 puntos), pero solo el francés fue capaz de sujetar la apuesta moscovita hasta que Baskonia salió del partido en el peor momento, después de ganar de 12 en el tercer cuarto (55-43). Otro partidazo de Poirier (21 puntos), los triples de Garino, el ‘regreso’ a su nivel de Shengelia, todo se fue por la borda.

De un inicio igualado, pronto destacó el cuadro local ante su ‘match ball’. Los rusos aguantaron con Higgins pero el segundo cuarto fue azulgrana. Tres triples seguidos de Garino dieron el necesario acierto de tres al Baskonia, mientras Shengelia disfrutaba del momento álgido de su recuperación. El capitán hizo un estropicio en la defensa rival, como la pesadilla Poirier.

El cuadro local se marchó de 11 (46-35), con De Colo tratando de cortar el rollo de un Buesa Arena crecido. El base francés, verdugo del pabellón de Vitoria el miércoles, impidió una sangría mayor al descanso (48-39). Poirier, amo de los aros, y Voigtmann llevaron la renta a 12 arriba, pero De Colo seguía suelto, para apretar el marcador de cara al último cuarto.

La defensa rusa se comió a Baskonia a partir de ahí. Además, se hinchó a rebotes ofensivos el equipo de Dimitrios Itoudis, una oportunidad tras otra de culminar su remontada. Un triple de Clyburn fue el principio del fin (76-80), en medio de la sequía azulgrana, con Hilliard fallando cuatro tiros libres seguidos y el Buesa Arena asumiendo la decepción antes de agradecer la lucha a sus guerreros.

Lo último en Deportes

Últimas noticias