Alimentos

El truco definitivo para pasar de un pan duro a uno recién hecho

Pan duro
Pan

El pan es un alimento perecedero, que se pone duro con el paso de los días, e incluso de unas pocas horas. A todos nos ha pasado alguna vez  el hecho de comprar más pan del necesario y que al día siguiente el que haya sobrado esté como una piedra. El pan se pone duro por su alto nivel de humedad. Cuando está en contacto con el aire, poco a poco se va resecando y su textura cambia.

Ahora se ha hecho viral en Instagram un truco muy sencillo para pasar de un pan duro a uno recién hecho en cuestión de minutos. Es un truco al alcance de todo el mundo, y para ponerlo en práctica tan sólo tenemos que seguir estos pasos:

  • Lo primero es meter el pan por debajo del grifo. Aunque el truco de Instagram nos enseña a hacerlo así, hay quienes creen que es excesivo y lo mejor es rociar el pan con un atomizador de agua. Podemos probar ambas opciones y ver con cuál de ellas queda mejor el pan.
  • A continuación, ponemos el pan en una bandeja de horno y lo horneamos a 230 grados durante cinco minutos. No tenemos de qué preocuparnos porque no se va a quemar.
  • Al sacarlo, comprobaremos que está muy crujiente por fuera y tierno por dentro, como recién hecho.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Cookist Wow (@cookistwow)

Cómo conservar el pan

Aunque con este truco siempre podemos disfrutar del pan duro como si estuviera recién hecho, lo mejor es tratar de evitar que se ponga duro.

Para conservarlo en casa, lo mejor es utilizar una bolsa de tela que podamos enrrollar en su extremo. Una bolsa de plástico no es una buena idea porque hace que el pan quede correoso y pierda su textura crujiente en poco tiempo.

¿Hay que meter el pan en la nevera? Definitivamente, no. Aunque es cierto que el frío puede alargar la vida del pan, también va a cambiar su textura ya que va a tender a resecarse.

Para conservar el pan que no vamos a comer en unos días, la mejor opción es el congelador. Hay que cortar la barra en rebanadas y meterlas en un recipiente con cierre hermético. Para descongelarlo, se pasa a la nevera durante tres horas y luego se deja a temperatura ambiente. No es recomendable descongelar el pan en el microondas porque va a estar muy duro.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias