Coradia iLint, el primer tren de hidrógeno del mundo

Coradia iLint, el primer tren de hidrógeno del mundo
Coradia iLint, el primer tren de hidrógeno del mundo

Vivimos en un mundo tecnológico en el que la ciencia nos invita a encontrar cada día que pasa nuevos avances que nos dejan con la boca abierta. Ya lo dicen muchos, el futuro es ahora, pues el planeta se adelanta al ser humano a pasos agigantados. Por eso, no es extraño que ya se haya presentado en sociedad el primer tren de hidrógeno del mundo, llamado Coradia iLint.

Este tren ha recorrido sus primeros kilómetros en Alemania, país que apuesta firmemente por un mundo más limpio. Tanto, que el vehículo puede propulsarse y recorrer casi 1000 kilómetros con un solo tanque de hidrógeno.

Sin duda, es un primer paso importante para reducir la emisión de gases a la atmósfera, ya que la concentración de contaminantes como el dióxido de carbono está contribuyendo de manera dramática a la subida sin pausa de la temperatura mundial. Y una buena parte de estos productos proceden de los medios de transporte.

Cómo es el primer tren de hidrógeno del mundo

Curiosamente, aunque este paso de fabricar un tren propulsado por hidrógeno ha surgido en Alemania, ha sido el grupo francés Alstom el que ha llevado a cabo la iniciativa para evitar el uso de diésel en las vías férreas germanas que todavía no están electrificadas.

En este caso, el Coradia iLint es un tren muy silencioso, eficiente, que únicamente emite vapor de agua a la atmósfera y que posee una elevada autonomía de unos 1000 kilómetros con un depósito de hidrógeno, como hemos comentado.

Además, presenta una avanzada tecnología que, al contrario de lo que se pueda pensar, es realmente barata. Así pues, para saber su productividad, ha comenzado a recorrer las líneas que unen los pueblos de Cuxhaven y Buxtehude, en la Baja Sajonia, con unos 100 kilómetros totales de distancia.

Para ser eficiente, el tren consta de celdas de combustión capaces de generar electricidad al combinar oxígeno e hidrógeno, de ahí que únicamente emita vapor de agua.

El exceso de energía que genera esta tecnología permite que sea almacenada en baterías de iones de litio, que van incorporados a la maquinaria del tren.

El Coradia iLint carga un tanque de hidrógeno completo en solo 15 minutos, y con eso puede recorrer unos 1000 kilómetros. Así pues, podemos afirmar sin mucho temor a equivocarnos que estamos ante el tren del futuro. Y es que el hidrógeno es muy abundante en el universo. Solo queda mejorar la tecnología para su producción y podremos usarlo como combustible limpio durante siglos sin perjudicar al planeta.

Lo último en Ciencia

Últimas noticias