Las mujeres que dan a luz a un varón tienen más riesgo de sufrir depresión postparto

sufrir depresión postparto
Las mujeres que dan a luz a un varón tienen más riesgo de sufrir depresión postparto
Comentar

Numerosos son los estudios que se llevan a cabo en torno al mundo del embarazo, del parto o de los primeros compases de vida del recién nacido. Y precisamente uno de esos últimos trabajos ha venido a dejar patente que las mujeres que dan a luz a un varón tienen más riesgo de sufrir depresión postparto.

¿Quieres conocerlo a fondo? Sigue leyendo. A continuación, te exponemos todos los datos de interés al respecto:

El estudio

La Universidad de Kent en Canterbury (Reino Unido) es la que ha procedido a realizar la investigación que ahora nos ocupa y que relaciona el sexo del bebé que se tiene con la depresión postparto. Un trabajo al frente del cual han estado tanto la doctora Sarah Johns como la doctora Sarah Myers, de la Escuela de Antropología y Conservación (SAC) de la mencionada universidad británica.

Principal conclusión sobre las mujeres que dan a luz a un varón

sufrir depresión postparto
Interesantes conclusiones sobre la depresión postparto

Como te hemos dado a conocer, la principal conclusión a la que se ha llegado con este proyecto es que las mujeres que paren niños varones ven aumentar los riesgos de poder sufrir lo que se conoce como depresión postparto. En concreto, los análisis llevados a cabo han venido a dejar patente que las probabilidades de padecer esa situación se ve incrementada en un 79 % en las féminas que han tenido pequeños en comparación a las que han dado a luz a niñas.

Con este descubrimiento, los responsables del estudio han manifestado de forma contundente que teniendo en cuenta ese resultado se puede conseguir que los profesionales médicos estén más atentos a esas féminas en pro de tomar medidas para que no sufran la mencionada depresión. Es decir, para que les ofrezcan apoyo en las primeras semanas y meses después del parto.

Otros datos de interés

Además de todo lo expuesto, no podemos pasar por alto otra serie relevante de conclusiones y datos significativos de la mencionada investigación como son los siguientes:

  • Las mujeres que tuvieron que hacerle frente a complicaciones durante el parto fueron un 174 % más propensas a sufrir depresión postparto en comparación a las que afrontaron un alumbramiento sin dificultades de ese tipo. Precisamente este otro hallazgo también es relevante para que esos profesionales sanitarios apuesten por ofrecer más apoyo a esas mujeres durante los primeros meses después de dar a luz.
  • Asimismo, se ha venido a determinar que las féminas que son proclives a padecer estrés, ansiedad o depresión también tienen más posibilidades de padecer la mencionada depresión postparto. No obstante, reducían dichos riesgos si en el parto tenían complicaciones. ¿Por qué? Básicamente porque recibían mucho más apoyo, cariño y cuidados.

Síntomas de la depresión postparto

sufrir depresión postparto
Hay que prestar a la atención a los síntomas de la depresión postparto

Los mencionados factores pueden llevar a que tanto profesionales sanitarios como las propias familias de las mujeres que han dado a luz estén más atentos de ellas y puedan apoyarles como necesitan en pro de que no sufran la mencionada depresión. No obstante, también es esencial que estén alertas a algunos de los síntomas más frecuentes que indican que la fémina la está sufriendo. Nos estamos refiriendo a señales como las siguientes:

  • Se siente inútil e incluso tiene cierta sensación de culpabilidad.
  • Manifiesta de forma clara su falta de energía e incluso su pérdida de lo que es concentración.
  • Demuestra cambios claros en cuanto a lo que es el apetito.
  • Presenta problemas para dormir y conciliar el sueño.
  • Se siente retraída y desconectada, apostando por aislarse de los demás y dejar de lado actividades que antes le gustaban.
  • Puede llegar a reconocer que tiene pensamientos de suicidio o relacionados con la muerte en general.
  • Parece tener temor a quedarse sola con el bebé pues, entre otras cosas, parece mostrarse incapaz de cuidar de él.
  • Presenta problemas para desempeñar su trabajo o simplemente para realizar las tareas habituales de cualquier hogar.
  • Asimismo, tampoco hay que olvidarse que puede mostrar una notable ansiedad.
  • No tener ningún tipo de interés por el recién nacido.
  • En algunos casos muy serios, la mujer puede llegar no solo a tener pensamientos negativos hacia su bebé sino también a plantearse incluso el hacerle daño a ese.

Aspectos todos estos en los que hay que fijarse si están presentes en la mujer que ha dado a luz y en caso afirmativo requieren ponerse en manos cuanto antes de profesionales especializados en la depresión postparto.

Últimas noticias