Oscar Isaac necesitaba “desesperadamente” alejarse de proyectos con pantallas verdes

Oscar Isaac
"The card Counter" (Focus Features)

El actor Oscar Isaac se hizo famoso a nivel internacional por su personaje de Poe Dameron en la última trilogía de Star Wars. Sin embargo, Isaac siempre ha intentado trabajar con directores y propuestas interesantes, alejadas de los efectos especiales y el CGI lleno de pantallas verdes (comúnmente conocido como Croma). Actualmente se encuentra en el Festival de Cine de Venecia, donde presentará tres nuevos proyectos sumamente interesantes: The Card Counter, dirigida por el guionista de Taxi Driver, la epopeya galáctica Dune de Denis Villeneuve y varios episodios de la serie que ha hecho para HBO, Secretos de un matrimonio. Aunque debe su fama principalmente al legado de Lucasarts y Disney, el actor ha confesado en una entrevista para Deadline que necesitaba “desesperadamente” actuar en un estudio con personajes reales, después del CGI masivo de producciones como Star Wars.

No obstante, el intérprete de A propósito de Llewyn Davis no abandonará del todo los efectos especiales y las pantallas verdes. Su rodaje en Dune está más que terminado, pero ahora se encuentra filmando la serie de Moon Knight de Marvel, en la que comparte reparto con Ethan Hawke y que seguramente, también tenga una importante carga de efectos especiales a su alrededor. En el horizonte de sus proyectos, destaca ser Solid Snake en la adaptación del popular videojuego Metal Gear Solid y, quien conozca su estética reconocerá la necesidad de plantear en su historia, nuevamente alguna que otra pantalla verde.

Oscar Isaac
Timotheé Chalamet y Oscar Isaac en «Dune» (Warner Bros Pictures)

Independientemente de esas producciones, lo que realmente apasiona a Isaac es volver a hacer películas de estudio. “He estado en tierra y espacio de la pantalla verde durante bastantes años y estaba desesperado por estar en un estudio de personajes”, señalaba el actor a su llegada al Festival de Venecia.

Oscar Isaac también confesó a la prensa que para Card Counter regresó un poco a sus orígenes interpretativos: “En la preparación usé una máscara. Regresé a mi escuela de teatro en Juilliard y trabajé con uno de mis profesores favoritos que hace mucho trabajo corporal. Estuvimos tres días en un estudio donde me puse una máscara neutra”.

El guatemalteco siempre ha sido muy franco con el tipo de películas que se propuso hacer cuando decidió iniciarse en la interpretación, valorando haber tenido la posibilidad de estar en franquicias tan relevantes como Star Wars, pero amando en realidad el cine más “tradicional”. “Lo que me propuse fue hacer películas hechas a mano y trabajar con personas que me inspiran”, confesaba finalmente desde el Festival.

Lo último en Cine y Series

Últimas noticias