El Rey en libertad vigilada

Videopinión de Carlos Dávila.

Con la investidura de Pedro Sánchez gracias a esta nueva mayoría parlamentaria que se define a sí misma como republicana, pero no con un republicanismo light o artificial, si no con uno que quiere tener una acción positiva definitiva en muy poco tiempo. Esto es lo que dicen ellos mismos. Es por esto que lo que hizo el Rey el otro día, al decirle a Sánchez que «el dolor llega después»,  pudo ser una maniobra espontánea o premeditada. Pero los que conocen bien a Felipe VI saben que no es espontáneo como su padre.