Plantas

10 errores que no debes cometer con tu poinsettia o Flor de pascua

errores Flor Pascua
Descubre los errores que todos hacemos al cuidar la Flor de Pascua

La poinsettia es una de las plantas más típicas de esta época. Conocida también como Flor de pascua es una planta que siempre se relaciona con el periodo navideño y también con el hecho de que tenerla en casa daría suerte (algo que por otro lado se busca mucho en relación al Sorteo de Navidad). Sin embargo, es una planta que si no sabemos cuidar bien puede morir antes de tiempo o comprobar como comienza a perder hojas antes de lo previsto, de modo que para que luzca roja y en todo su esplendor durante semanas o meses, será bueno conocer los 10 errores que no debes cometer con tu poinsettia o Flor de pascua.

Errores con la flor de pascua

Estos que ahora te enumeramos son algunos de los errores más comunes sobre la Flor de Pascua que será mejor evitar:

  1. No la compres en supermercados, o en tiendas que no están especializadas en la venta de plantas. No en vano, en estos lugares las plantas son muy baratas: la tierra es de mala calidad y las plantas pueden ser esquejes recién enraizados. En cambio, cómprala en un centro de jardinería, en un vivero, en una floristería o en un mercado: cuestan más porque las flores de nochebuena provienen de viveros calificados, por lo que son excelentes plantas.
  2. No las dejes destapada cuando la lleves a casa de la tienda: envuélvela en celofán, o al menos en una bolsa de plástico, así sufrirá un poco menos el frío del viaje.
  3. No la coloques al azar en el automóvil: colócala en el suelo entre los asientos delanteros y traseros para que no se mueva; alternativamente, tumbada y entre otras bolsas o paquetes ya que si se cae y rueda puede causar gran molestia a las hojas y volcar la tierra de la maceta.
  4. No la trasplantes al llegar a casa: no lo necesita y, por el contrario, se corre el riesgo de que pierda inmediatamente las hojas rojas por el susto del trasplante.
  5. No la pongas al calor. La Flor de Pascua vive bien entre 15 y 18 ºC, mientras que a partir de los 20 ºC sufre (las hojas verdes se encrespan y se caen). Debes mantenerla alejada de fuentes de calor (radiadores, convectores, suelo radiante)
  6. No la pongas en el frío. La posición frente a ventanas o puertas que se abren con la helada invernal hace que las hojas verdes colapsen y caigan poco después (ya menudo la planta muere).
  7. No cambies constantemente su posición. Si la pones sobre la mesa del comedor, y la mueves con cada comida, al cabo de un par de semanas empezará a perder primero las hojas verdes y luego las rojas. La ubicación elegida debe ser definitiva.
  8. No la ahogues. La tierra para macetas siempre debe secarse entre riegos. Como indicación, un vaso de agua a la semana es suficiente para una planta de 50 cm de altura. Si riegas demasiado, las hojas rojas inicialmente se volverán negras y se caerán. Si realmente se está ahogando porque le sigues dando demasiada agua, la planta deja colgar sus hojas verdes como trapos flácidos: es señal de que ya no hay nada que hacer.
  9. No dejes que se quede seca. La tierra nunca debe separarse de la maceta. Si haces esto y la tierra se separa es señal de que esta seca. Además, la planta señala la sequía rizando las puntas de las hojas verdes que caen abundantemente. Respeta el intervalo de riego.
  10. No la riegues colocándola debajo del grifo. El sustrato es demasiado absorbente y se empapa por completo y si pasa mucho tiempo recibiendo agua del grifo, puedes provocar la pudrición de la raíz que se manifiesta en el ennegrecimiento de la base del tallo, lo que significa que la planta está muerta. Riégala en el platillo.

Lo último en Lifestyle

Últimas noticias