Así mintió ante el juez el embajador de Zapatero en Venezuela: «Nunca he recibido dinero de PDVSA»

  • Teresa Gómez y M.A. Ruiz Coll

La Fiscalía Anticorrupción acusa al ex embajador de Zapatero en Venezuela, Raúl Morodo, de haberse repartido con su hijo y otros dos socios 35 millones de euros procedentes del saqueo de la petrolera estatal venezolana PDVSA.

Según la tesis del Ministerio público, Morodo y su hijo cobraron así comisiones ilegales del Gobierno de Hugo Chávez, encubiertas en forma de consultorías ficticias. El titular del Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, dirige la investigación que ha logrado acreditar el trasiego de dinero a través de sociedades instrumentales ubicadas en varios paraísos fiscales.

OKDIARIO ha tenido acceso al vídeo de la declaración que Raúl Morodo, de 84 años, prestó el pasado mes de mayo como imputado ante el juez Pedraz. Durante su comparecencia, el ex embajador negó por completo los hechos.

Tan sólo admitió haber recibido varios préstamos de su hijo Alejo, por un importe que sumaría algo más de 80.000 euros, aunque aseguró que desconoce la procedencia del dinero. Morodo sí reconoció que su hijo ha trabajado durante años como abogado para la petrolera PDVSA. Así se desarrolló el interrogatorio:

Fiscal: Usted ha desempeñado el cargo de embajador en distintos países ¿Fue embajador de Portugal?

Raúl Morodo: Sí, entre 1995 al 1999.

Fiscal: ¿Y de Venezuela?

R. Morodo: Después, entre el 2004 y finales de 2007. Antes estuve en París

Fiscal: ¿Su esposa realiza algún tipo de actividad profesional?

R. Morodo: No, ninguna.

Fiscal: ¿Me puede decir los ingresos que usted percibe?

R. Morodo: Yo he sido diputado europeo y tengo una pequeña pensión del Parlamento Europeo que son 3.000 euros aproximadamente.

Fiscal: ¿Su mujer aparte tiene algún tipo de ingresos?

R. Morodo: Mi mujer tiene una sociedad que proviene de herencia de su padre y que tiene casas e inmuebles.

Fiscal: ¿Tiene alguna relación con Aequitas Abogados y Consultores Asociados SL?

R. Morodo: No, la conozco de referencias por mi hijo pero yo no estoy metido en ella.

Fiscal: ¿Ni actividad profesional, ingresos…?

R. Morodo: No.

Fiscal: ¿Conoce una sociedad llamada Morodo y Asociados?

R. Morodo: Sí, esa fue la primera. Yo no sé si estoy allí.

Fiscal: Pero está domiciliada en su domicilio.

R. Morodo: Sí, no sé por qué pero la domicilió mi hijo ahí. Creo que fue durante un periodo muy corto porque en la calle Eduardo Dato, donde está el despacho de mi hijo, estaba alquilada a una embajada. Y decidió domiciliarla allí pero no sé por qué.

Fiscal: ¿Qué relación, si es que la ha tenido, tiene usted con PDVSA Petrolera?

R. Morodo: Ninguna.

Fiscal: ¿Sabe si su hijo tiene relación con esta empresa?

R. Morodo: Sí, yo sé que tenía un contrato y durante dos años trabajó ahí. Él iba una o dos veces al mes a Venezuela y colaboraba.

Fiscal: ¿Sabe usted por qué tenía relación con PDVSA?

R. Morodo: Más o menos sí. Mi hijo terminó la carrera de Derecho en Portugal cuando yo estaba de embajador y colaboró con en una empresa petrolera. Luego estuvo en Inglaterra, en Cambridge, estudiando Derecho petrolero y a partir de ahí tomó contacto. Él no vivía en Venezuela pero como yo estaba de embajador allí, estableció los contactos e hizo el contrato.

Fiscal: ¿Usted tenía contacto con esta petrolera?

R. Morodo: No, yo ya me había venido de allí.

Fiscal: ¿Y no conocía a nadie?

R. Morodo: Sí, sí conocía porque cuando estaba allí de embajador conocí al ministro, que al mismo tiempo era el presidente de PDVSA, la empresa más importante de Venezuela.

Fiscal: ¿Pero no ha tenido vínculos profesionales?

R. Morodo: No, no.

Fiscal: ¿Conoce la sociedad PDVSA Ibérica?

R. Morodo: No

Fiscal: Durante los años 2011 al 2015 se reciben en determinadas cuentas vinculadas a Equitas fondos procedente de PDVSA por cuantía superiores a 4 millones de euros ¿Usted sabe algo de esto?

R. Morodo: No, sé que se recibían cantidades pero no es esa.

Fiscal: También hemos podido analizar determinados movimientos bancarios de cuentas vinculadas a usted, vinculadas a su hijo, en los que se hacen transferencia de fondos procedentes de PDVSA. Es decir, los fondos de PDVSA se van transfiriendo a distintas cuentas, algunas de éstas cuyo beneficiario es usted. ¿No puede dar alguna explicación?

R. Morodo: Yo no he recibido nunca fondos de PDVSA pero mi hijo, después de estar yo jubilado, me dejó dinero que no sé de dónde venía. Pero cantidades que no tienen nada que ver con lo que he leído. Son errores.

Fiscal: ¿Por qué las extraciones de dinero eran en efectivo o con cheques al portador? ¿Qué destinos les daba?

R. Morodo: Pues porque lo tenía en mi cuenta y eran tres cantidades. Una cuantía y ochenta mil euros que pueden ser acumulados… y eran 5.000, 6.000 o 7.000 euros.

Fiscal: ¿Préstamos de su hijo?

R. Morodo:

Fiscal: Una empresa llamada Marc MTB domiciliada en las Islas Bermudas… ¿La conoce?

R. Morodo: No.

Lo último en Investigación

Últimas noticias