Mascotas

Cómo bañar a un perro en seco

Si tu perro teme el agua, te enseñamos cómo bañarlo en seco

bañar a un perro en seco
Guía de pasos para bañar a un perro en seco

El baño es otra de las obligaciones que tenemos si tenemos un perro en casa, pero a veces estos no soportan el agua o sencillamente les da miedo que los metamos en la ducha o les mojemos con la manguera del jardín. O quizás no tenemos tiempo, por lo que podemos seguir a continuación, esta guía de pasos en la que te explicamos cómo bañar a un perro en seco.

Los perros, como nosotros, tienen glándulas sebáceas que están unidas a los folículos pilosos. Estas glándulas producen una sustancia ligera y aceitosa llamada sebo que mantiene la piel sana, bien hidratada y brillante y son además una primera línea de defensa contra las bacterias, pero también produce olor que puede ser realmente fuerte, por lo que debemos bañar al perro para mantener su piel limpia y también para eliminar el olor. En el caso de que no quieras mojar al perro por cualquier motivo, siempre puedes recurrir a productos para un lavado en seco, pero estos y sus químicos pueden acabar dañando el pelo del perro así que os explicamos cómo hacer un champú en seco para bañar al perro y cómo aplicarlo.

Pasos para bañar a un perro en seco

Lo primero de todo es reunir estos ingredientes:

  • ½ taza de maicena
  • 1/2 taza de bicarbonato de sodio
  • 3–5 gotas de aceite esencial de lavanda

Y ahora sigue estos pasos:

  1. Mezcla todos los ingredientes y vierte en un recipiente con una tapa para que lo puedas agitar bien.
  2. Ahora cepilla primero a tu perro y después le colocas por encima el champú en seco.
  3. Con la ayuda de una esponja, o también lo puedes hacer con las manos, frota bien el champú en seco con el pelo del perro, para que penetre bien y se lleve toda la suciedad.
  4. Con la mezcla que has elaborado el perro quedará recubierto de un producto blanquecino. No te asustes si tu perro es negro y te das cuenta de que todo el pelo se le ha quedado blanco, porque todavía nos toca quitar el champú.
  5. Para ello debemos cepillar de nuevo al perro, y después pasar una toalla vieja para que quitarle todo el polvo que quede.

¡Listo! Ahora ya habrás bañado a tu perro en seco y si le ha gustado, puedes repetir el proceso pero que no sea el único método para bañar a tu perro. Es bueno que el agua también toque su pelo ya que la limpieza será más profunda y porque además en verano, agradecerán refrescarse un poco. Por otro lado, cualquier champú o jabón en seco que apliques, por muy casero que sea, tenderá a resecar el cuero cabelludo de tu mascota por lo que puedes usarlo como algo de emergencia o como un recurso puntual y no como algo habitual.

Lo último en How To

Últimas noticias