Presupuestos 2019

Sánchez quiere montar con los separatistas una mesa de negociación como la del Ulster

Cataluña
'Cumbre' entre Pedro Sánchez y Quim Torra el pasado diciembre en Barcelona.

La cesión que ha hecho el Ejecutivo socialista a los separatistas es la creación de una mesa de partidos, además de la que ya existe por acuerdo del Parlamento de Cataluña y que preside el propio Torra (a ella no acuden ni PP ni Ciudadanos ni la CUP); y de la "bilateral" entre el Gobierno de la Nación y la Generalitat.

El Gobierno de Pedro Sánchez está dispuesto seguir hacia adelante en sus cesiones al independentismo catalán. El último guiño de esta traición por fascículos al orden constitucional es la creación de una nueva mesa de partidos ajena al Parlamento de Cataluña y con presencia de un mediador o “relator”. Una iniciativa impulsada, salvando las distancias, a semejanza de la mesa de partidos que se conformó para el proceso del Ulster en Irlanda del Norte.

La propia vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, lo ha reconocido implícitamente este miércoles en una improvisada rueda de prensa en el Palacio de La Moncloa. Calvo, encargada de las negociaciones con el Gobierno separatista de Quim Torra, ha declarado que el nuevo espacio “no es ninguna originalidad si miramos otros procesos”, matizando a continuación que el caso de Cataluña “no tiene comparación ni cabe parangón”.

La cesión que ha hecho el Ejecutivo socialista a los separatistas para sacar adelante sus Presupuestos Generales de 2019 —la semana que viene hay la primera votación clave— es la creación de una mesa de partidos, además de la que ya existe por acuerdo del Parlamento de Cataluña y que preside el propio Torra (a ella no acuden ni PP ni Ciudadanos ni la CUP); de la “bilateral” entre el Gobierno de la Nación y la Generalitat, y de la Comisión de reforma territorial del Congreso de los Diputados.

En 1996, George Mitchell, asesor del presidente norteamericano Bill Clinton, fue nombrado presidente de la mesa de partidos para hallar una solución en el conflicto del Ulster (Irlanda del Norte). Estuvo formada por diez partidos  y dos de ellos se retiraron voluntariamente: el Partido Unionista Democrático del Ulster (DUP) y el Partido Unionista del Reino Unido.

Como Batasuna

El impulso también de una mesa de partidos similar en el País Vasco siempre ha sido una “reivindicación” de Batasuna, el brazo político de la organización terrorista ETA.

A raíz de que Calvo explicara este miércoles ese nuevo espacio de “diálogo” con los separatistas, PP y Ciudadanos han llamado a la sociedad civil a manifestarse este domingo en la Plaza de Colón de Madrid para que el Gobierno de Sánchez dé marchas atrás y no permita la puesta en marcha de esa “mesa paralela de la vergüenza”.

Carmen Calvo ha señalado además que el “relator” o mediador de esa mesa de partidos, como lo fue el estadounidense George Mitchell en el Ulster,  será “una personalidad de Cataluña”.

Últimas noticias