Renovación del PSOE en Andalucía

El PSOE abre el melón para desplazar a Susana Díaz: Felipe Sicilia o María Jesús Montero posibles sustitutos

Sin citas electorales a la vista, Pedro Sánchez está dispuesto a renovar ya el PSOE andaluz

Susana Díaz
Felipe Sicilia y María Jes´sus Montero con Susana Díaz en el centro

Los días de Susana Díaz al frente de la federación andaluza del PSOE están contados. Revalidado el Gobierno, sin citas electorales a la vista, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, parece dispuesto a romper el pacto de no agresión sellado con Díaz tras la pérdida de la Junta de Andalucía. La dirección federal tiene sobre la mesa dos nombres para sustituir a Díaz: Felipe Sicilia y María Jesús Montero.

Ambos dirigentes socialistas están siendo aupados por parte de Pedro Sánchez. Sicilia, de 40 años y policía de profesión, gana cada vez más protagonismo en el seno del grupo parlamentario en el Congreso. Montero, de 53 y con una larga carrera política, acaba de ser nombrada portavoz del primer Gobierno de coalición, plataforma que le facilitará más impacto mediático.

Según fuentes socialistas, Felipe Sicilia, jinense que ya pasó por el Parlamento de Andalucía, es el más bien situado a día de hoy para ocupar la secretaría general de la federación andaluza. Su perfil, el de un hombre joven y policía, que llegó a la política hace pocos años, tiene todos los ingredientes que busca el PSOE para renovar el partido en Andalucía.

Montero, que hasta ahora todos habían situado como la candidata preferida de Sánchez para sustituir a Díaz, tiene como punto negativo para volver a Andalucía su pasado en el gobierno regional. Es decir, que aún se la puede vincular con el PSOE andaluz de los ERE. Pero eso no sería problema, apuntan fuentes socialistas, para que si finalmente se la descarta para presidir la Junta, Montero pueda hacer carrera en Ferraz y aspirar a sustituir a Sánchez. A día de hoy es uno de los perfiles más potentes dentro del propio ejecutivo.

Si hace un año, la dirección federal y la andaluza coincidieron en que no era buen momento para impulsar la renovación de la dirección de Susana Díaz, ahora Sánchez parece dispuesto a abrir ese melón. Por boca del secretario de Organización, José Luis Ábalos, ya se le ha hecho saber a Díaz en más de una ocasión que sus aspiraciones para volver a ser candidata dependerán de la voluntad de los afiliados en las urnas. Una renovación previa de la federación, cada vez más sanchista, dejaría a la actual baronesa prácticamente sin posibilidades.

Lo último en España

Últimas noticias