El primer ‘tracking’ de Génova contradice a Unidos Podemos y lo sitúa detrás del PSOE

Sede nacional del PP, Génova
Sede nacional del PP, situada en la calle Génova 13 de Madrid.

El primer tracking de Génova le otorga al Partido Popular el 28 % de los votos siendo el partido más votado aunque con un ligero descenso, al PSOE el 22 %, a Unidos Podemos el 19% y a Ciudadanos el 17%. Estos datos contradicen las encuestas de la formación morada que dan por seguro el sorpasso a los socialistas y los sitúan muy cerca de los populares. Así, los porcentajes que maneja el PP sitúan a la coalición de Pablo Iglesias y Alberto Garzón por detrás de Pedro Sánchez.

El tracking del PP indica que a los de Iglesias se les escapa algo y que no habrá sorpasso. De forma muy similar se muestran los críticos internos con la alianza Unidos Podemos, que cuestionan que dicha coalición pueda sumar el casi millón de votos que obtuvo IU en las pasadas elecciones del 20D por la cantidad de descontentos que ha generado el acuerdo entre las dos formaciones de izquierdas y, además, prevén que muchos de esos votos de IU opten por votar a un partido más a la izquierda o incluso por la abstención.

El gran beneficiado de los datos internos que maneja el PP es el partido de Albert Rivera que aumenta en 4 puntos, pasando de lograr el 13 % de los votos en diciembre a un 17 %. En este sentido, estos datos despejarían las dudas que tanto ha generado entre los populares el acercamiento que hizo al PSOE la formación naranja con el fallido acuerdo de investidura, el cual parece que lejos de perjudicarle le habría beneficiado, igual que su mensaje contra la corrupción, ya que sería el único partido que conseguiría mejorar sus resultados de manera destacada.

Según esta encuesta el PP mantiene los resultados del pasado 20D, lo que significaría que los últimos escándalos por corrupción o la inacción del presidente en funciones en los meses de negociaciones no habrían pasado factura a los populares de cara a su electorado.

Lo mismo ocurre con el PSOE. Los socialistas también mantienen el mismo resultado que en la pasada cita electoral. Mientras, Mariano Rajoy insiste en advertir a los socialistas: si tras las elecciones del 26 de junio pactan con Podemos, acabarán siendo "devorados" por el partido de Pablo Iglesias. El jefe del Ejecutivo continúa recurriendo al mensaje del miedo al radicalismo, pues no confía demasiado en las encuestas y, como él dice: "España se juega mucho en las próximas elecciones".

Unidos Podemos lejos del ‘sorpasso’

Podemos da por seguro el sorpasso al PSOE en votos e incluso en escaños, aunque también cree que alrededor de un 30 % del electorado aún no ha decidido su voto. A ese sector tendrá que orientar la coalición Unidos Podemos su campaña, de la que creen que va a depender el resultado del 26J. Muy diferentes son los datos que maneja Génova, donde la alianza incluso pierde porcentaje de votos respecto al resultado de Podemos el 20D, que obtuvo el 20 %.

El partido de Pablo Iglesias ya ha situado como su principal adversario al PP, y quiere atraer a los sectores del electorado a los que aún no ha conseguido captar. Además, los de la formación morada creen que en estos comicios cuentan con que la alianza con IU puede ayudarles a superar las dificultades que encontraron en las anteriores elecciones, fundamentalmente en los pueblos y ciudades diferentes a las capitales de provincia o grandes urbes, en las que Podemos no está asentado y no tiene estructura importante de partido, algo que, sin embargo, sí posee la organización de Garzón. En este sentido, Podemos cree su coalición y el PP serán las dos fuerzas que pugnarán por el reparto de los últimos escaños del escrutinio la noche electoral del próximo mes de junio.

Lo último en España