A finales de agosto

Sánchez utiliza un viaje pagado por el Estado para impulsar su candidatura a la Internacional Socialista

Es en Iberoamérica donde los socialistas concentran principalmente el poder

Sánchez utiliza un viaje pagado por el Estado para impulsar su candidatura a la Internacional Socialista

En noviembre la Internacional Socialista elegirá nuevo líder en el congreso que se producirá en Madrid. Y el secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quiere optar a ello. Por eso, aprovechándose de este último cargo de representatividad institucional, a finales del mes de agosto se subirá al avión presidencial para irse de gira a Iberoamérica a recabar apoyos que le permitan hacerse con el control de todos los socialistas del mundo.

En enero de 2018 Sánchez ya aprovechó otro viaje oficial, entonces a Santo Domingo (República Dominicana), para participar en el congreso que la Internacional Socialista celebró en un hotel de la ciudad. El jefe del PSOE mantuvo varias reuniones y tuvo una intervención en el plenario tras haber sido recibido con honores, en una visita sin demasiado contenido político, por el presidente del país Danilo Medina.

Es en Iberoamérica donde los socialistas concentran principalmente el poder. Por eso Pedro Sánchez necesita ir allí a dejarse ver, a marcar músculo y a explicar su proyecto. Aunque sea de forma sibilina para que no le puedan acusar de usar los recursos del Estado para beneficio propio o el interés de su partido. Aunque fuentes de Moncloa confirman a OKDIARIO que se producirá dicha gira, a la que se llevará en su avión a los periodistas que siguen habitualmente su labor, no concretan ni qué días se va a producir el viaje ni qué países visitará.

La previsión, según esas mismas fuentes, aunque siguen trabajando en el programa, es que Sánchez salga de España poco después del primer Consejo de Ministros previsto para el martes 23 de agosto. El presidente volverá de sus vacaciones en La Mareta (Lanzarote) el día 20 o 21. La gira por Iberoamérica, como la que se produjo nada más ser elegido en agosto de 2018, está previsto que dure unos cinco días. Entonces viajó a Chile, Bolivia, Colombia y Costa Rica. Tres meses más tarde fue también a Cuba, para reunirse con el dictador Díaz-Canel en la primera visita de un presidente español en 32 años.

Chile, Colombia o Bolivia -algunos de ellos con nuevos liderazgos- podrían ser destinos que volviera a visitar Sánchez cuatro años después según fuentes gubernamentales. Perú y Nicaragua también entran en los planes del jefe del Ejecutivo. E incluso, señalan algunas fuentes, Pedro Sánchez podría llegar a visitar Venezuela tras el episodio de las maletas de la vicepresidenta del país Delcy Rodríguez, ya olvidado, y Caracas jugando un nuevo papel estratégico en el nuevo orden geopolítico mundial tras el estallido de la guerra en Ucrania por parte de las tropas rusas. Incluso Estados Unidos se ha acercado al gobierno de Nicolás Maduro.

Lo último en España

Últimas noticias