TRAS ABANDONAR EL PSOE ANDALUZ

Sánchez sopesa nombrar a Susana Díaz portavoz del PSOE en el Senado

Pedro Sánchez Susana Díaz
Pedro Sánchez y Susana Díaz dialogan antes de un mitin (Foto. PSOE).

Aunque su nombre ha estado dos veces sobre la mesa para presidir el Senado, la última tras la dimisión de Pilar Llop para ser la nueva ministra de Justicia, su negativa primero y el no haber sido nombrada senadora todavía, han impedido a Susana Díaz convertirse en la cuarta autoridad del Estado. Ahora Pedro Sánchez sopesa convertirla en la nueva portavoz del grupo parlamentario socialista una vez aterrice en el Senado, a finales de este mes, para dar un nuevo impulso al equipo que hasta ahora lideraba Ander Gil en la cámara alta.

Con un fuerte perfil político y capacidad de oratoria probada, Díaz encarna a la perfección lo que busca el secretario general socialista para la segunda parte del mandato en las Cortes: que sea el partido el que entre en el cuerpo a cuerpo con la oposición. A Sánchez le quedan todavía casi dos años y medio en La Moncloa, desde donde quiere rebajar el tono y la tensión. Su ex rival en las primarias del PSOE, que ha sido elegida senadora autonómica en el pleno del Parlamento de Andalucía celebrado este miércoles, sustituiría así al nuevo presidente de la cámara, Ander Gil.

La elección de Susana Díaz, señalan en el entorno del presidente, responde a la voluntad de «recoser» un PSOE que con los distintos procesos electorales internos se ha ido rompiendo. Recuperar a la ex presidenta de la Junta, como ha hecho con su nuevo jefe de gabinete, Óscar López, es clave para que pueda mantener todo el poder orgánico sin que nadie le intente remover de la silla, como ocurrió en 2016. Pese a rivalizar para ocupar el liderazgo del partido en 2017, con una campaña a cara de perro, a Díaz no le ha quedado más remedio que convertirse en una sanchista más .Y tras las primarias en Andalucía, que ganó el candidato de Ferraz, Juan Espadas, aceptó apartarse para facilitar la transición e irse al Senado.

El Congreso, a la espera

Mientras en el Senado Sánchez va avanzando en sus planes para renovar el grupo parlamentario, cosa bien distinta es lo que ocurre en el Congreso. Se da por hecho que la portavoz, Adriana Lastra, dejará su cargo para centrarse exclusivamente en el partido. Un movimiento que se suma al adiós ya consumado de Rafael Simancas, hasta ahora secretario general, que ha sido nombrado nuevo Secretario de Estado de Relaciones con las Cortes. Estas dos bajas descabezan por completo la dirección del grupo en la cámara baja.

De momento no hay ningún nombre sobre la mesa para sustituir a Lastra y Simancas. A este último le podría sustituir alguno de los ex ministros cesados, sea Carmen Calvo o José Luís Ábalos, o incluso el ex presidente de la cámara Patxi López, si deja su puesto como presidente de la Comisión Constitucional en beneficio de la ex vicepresidenta primera. En el caso de la portavoz nadie se atreve a poner un nombre en la picota, aunque todos coinciden en que será una mujer cercana al presidente. No hay muchas entre los 120 miembros del grupo. Y menos aún con proyección.

Lo último en España

Últimas noticias