Crisis del coronavirus

Lamentable récord: detenido 33 veces por saltarse el confinamiento en Elche

El protagonista de la plusmarca es un vecino de Elche de 35 años que viajaba en un vehículo acompañado por otro hombre

El protagonista de la triste plusmarca de 33 detenciones es un español vecino de Elche de 35 años sorprendido por la Policía Nacional cuando circulaba en coche acompañado de otro hombre, un británico de 40 años. El sujeto se dirigía desde la Vega Baja a Elche cuando su domicilio está en otra localidad diferente de las dos mencionadas. Ha sido detenido un total de 33 veces por saltarse el confinamiento decretado por la crisis del coronavirus.

Los policías de seguridad ciudadana de la comisaría provincial le dieron el alto y posteriormente no consiguieron justificar ni el motivo de su viaje ni por qué ocupaban dos personas un vehículo, algo totalmente prohibido durante el confinamiento.

Aún así, los policías investigaron la veracidad de su última excusa averiguando que era falsa, como en otras 32 ocasiones anteriores, ya que al consultar las bases de datos policiales descubrieron que el detenido ya había sido multado por saltarse el confinamiento.

En concreto, le constaban 14 propuestas de multa de la policía local de Elche y 18 de la Policía Nacional, y siempre los agentes confirmaban que los motivos que alegaba para saltarse el confinamiento eran falsos. En una ocasión alegó que iba a ver a un familiar inexistente, o a un conocido mayor de edad inexistente también. En otra ocasión contó que se encontraba mal y en otras, que iba a ver a un amigo y desconocía que estaba incumpliendo el estado de alarma.

«En general, alegaba cualquiera de los exenciones que había visto en la televisión», mencionan fuentes policiales, que atribuyen el reciente incremento de sanciones al refuerzo de controles en Elche y alrededores cara a la Semana Santa.

En Granada disfrazado y de karaoke

Por otra parte, un hombre disfrazado y de karaoke callejero es el caso del último multado en Granada, en concreto en la localidad de Huétor Tájar, donde un vecino indignado por la suspensión de la feria local y las celebraciones de Semana Santa (eso manifestó a los guardias) agarró un micro y montó un karaoke en plena calle disfrazado de mujer y con
una llamativa peluca roja para, desde allí, alentar a los vecinos a saltarse el confinamiento, como se puede ver al final del vídeo publicado en OKDIARIO. El espectáculo terminó con la llega de la Guardia Civil, alertada por los ciudadanos.

Oviedo, drogas y un taxi

Todavía más sorprendente ha sido la detención y multa al pasajero de un
taxi en Oviedo, cuando policías de la Unidad Intervención Policial (antidisturbios) le dieron el alto al vehículo a la entrada del centro de Oviedo. El cliente contestó, según el atestado,»que va a ver a su novia, que la echa de menos»,  lo que motivó una multa inmediata y su registro, en el que se descubrieron en su poder varias tabletas de hachís.

En Madrid, la Policía también ha detenido al conductor de un vehículo de transporte público de viajeros a quien descubrieron traficando con la droga que ocultaba en el parachoques.

Lo último en España

Últimas noticias