Cumbre del Clima

Sánchez pone a 23 altos cargos a organizar la ‘Cumbre de Greta’

El presidente en funciones, Pedro Sánchez, quiere liderar la lucha contra el cambio climático, con la Cumbre que se celebra en Madrid en diciembre

Cumbre del Clima Madrid 2019
Greta Thunberg.

El presidente en funciones, Pedro Sánchez, quiere convertirse, con la Cumbre del Clima (COP25), que se celebrará en Madrid del 2 al 13 de diciembre, en un referente del cambio climático. Para ello, La Moncloa no escatimará en esfuerzos. El dispositivo estará dirigido por el Comité Organizador que emplea, ni más ni menos, que a una veintena de altos cargos para acoger la llamada ‘Cumbre de Greta’.

El Comité organizador estará presidido por la ministra en funciones de Transición Ecológica, Teresa Ribera, y la vicepresidencia corresponderá al Director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno, Iván Redondo, mano derecha del presidente socialista y ‘gurú’ de su estrategia política. Además, el Comité lo integran un Pleno, una Comisión Ejecutiva y otra Comisión Técnica.

El Pleno está formado, además de por presidenta y por vicepresidente, por 21 altos cargos, entre ellos, los secretarios de Estado de Medio Ambiente, Exteriores, Seguridad, comunicación, Asuntos Internacionales; directores de gabinete y responsables de cuestiones económicas del Gobierno, o protocolo,  así como la Alta Comisionada para la Agenda 2030. Lo completa un representante de la Comunidad de Madrid y otro del Ayuntamiento. Cargos que forman también parte de la Comisión Ejecutiva y de la Técnica.

El Gobierno quiere a Greta

El Gobierno en funciones se está volcando en esta cita, que por unos días convertirá a España en la capital del ecologismo. La Cumbre se desarrollará en el recinto ferial de Madrid, IFEMA, donde ocupará un espacio de más de 100.000 metros cuadrados. 

Sánchez ofreció a principios de noviembre Madrid como sede de la Cumbre, que inicialmente iba a tener lugar en la capital de Chile y cuya celebración se anuló por las protestas en el país. Moncloa explicó en una nota la intención de "facilitar un espacio que permita a Chile y a la región Iberoamericana capitalizar su compromiso con el multilateralismo y el inmenso esfuerzo que ha venido realizando desde el inicio de la preparación de la cumbre, hace ahora diez meses".

Inmediatamente después, la ministra Ribera ofreció a Greta Thunberg, la activista de danesa de 14 años que dejó la escuela para recorrer el mundo advirtiendo de los riesgos del cambio climático, ayuda para llegar a Madrid.

Greta, que no viaja en avión por las altas emisiones de gases de efecto invernadero, solicitó ayuda a través de Twitter, pero (al menos por ahora) no ha aceptado la del Ejecutivo español. Esta misma semana anunció su partida en catamarán desde el estado norteamericano de Virginia hacia Madrid.

La joven ha recorrido varios países participando en manifestaciones por el clima y exigiendo compromiso a los líderes mundiales. Desde el Gobierno confían en que su llegada sea posible, aunque la propia Ribera admitió las dificultades del viaje porque en esta época el Atlántico "no es muy fácil de atravesar". "El problema no es de financiación, sino de modos de transporte", dijo. El Ejecutivo se ha puesto a disposición de la activista para facilitar la llegada a Madrid.

Lo último en España

Últimas noticias