Independentismo en Cataluña

El Gobierno celebra la Comisión Bilateral con Cataluña como la "vuelta a la normalidad del diálogo"

Ignacio Sánchez-Amor
Ignacio Sánchez-Amor, secretario de Estado de Política Territorial. (EP)

El Gobierno celebra la vuelta al "diálogo" con la Generalitat que supuso la Comisión Bilateral celebrada este miércoles en Barcelona, aunque ambas administraciones sigan manteniendo posturas enfrentadas respecto a los políticos golpistas presos o la autodeterminación.

Así lo ha explicado este jueves el secretario de Estado de Política Territorial, Ignacio Sánchez Amor, quien ve como "un paso adelante" que ambos gobiernos se sienten en una mesa "con normalidad" y, conscientes de sus "discrepancias", trabajen en la agenda de asuntos pendientes que afectan a los ciudadanos.

Según ha recordado en una entrevista en la Cadena Ser, recogida por Europa Press, esta Comisión Bilateral no se había reunido durante los últimos siete años, por lo que su convocatoria ya representa una vuelta a la "normalidad".

Sin embargo, ha asegurado que el encuentro no supuso ninguna cesión del Gobierno a los independentistas y cree que lo demuestran las palabras del conseller de Acción Exterior y Relaciones Institucionales, Ernest Maragall, tras la reunión, que afeó al Ejecutivo de Pedro Sánchez que insista en rechazar el referéndum de independencia. "En ningún momento ha planteado ninguna idea ni propuesta de fondo", censuró.

"Hay una posición del Gobierno ya conocida y no va a entrar a hablar nada que tenga que ver con autodeterminación ni con decisiones judiciales", ha insistido Sánchez Amor rechazando las críticas de los dirigentes del PP.

En este sentido, ha explicado que los representantes de la Generalitat no pidieron directamente al Gobierno que dé instrucciones a la Fiscalía sobre los políticos presos, pero "sí dijeron que el Gobierno debería revisar su política porque entendían que se trataba de una política generalizada".

A este respecto, el secretario de Estado ha revelado que el Gobierno, en su respuesta, insistió en la independencia del poder judicial y dejó claro que no daría "ninguna instrucción en ese sentido".

También ha hablado sobre el encuentro la ministra de Defensa, Margarita Robles, quien ha insistido en que es "evidente" que el Ejecutivo no va a aceptar que nadie "rompa" el marco constitucional pero ha coincidido en calificar como "positivo" que se abran cauces de diálogo.

Una vez sentados los "límites clarísimos" sobre autodeterminación o independencia, la ministra cree que hay "muchas cosas" que "se pueden y se deben" abordar con la Generalitat.

Lo último en España