Ayuntamiento de Barcelona

La CUP quiere que Colau apoye las acciones de «desobediencia y resistencia civil de los CDR»

CDR
(Foto: @CdrRoda)

La CUP lanzará en el pleno del Ayuntamiento de Barcelona de este viernes una proposición en la que pide al consistorio que apoye de manera directa las acciones de los auto denominados Comités para la Defensa de la República (CDR).

Se propone que el Consistorio apoye "a los CDR y sus acciones de desobediencia y resistencia civil activa y no violenta a raíz de la raza represiva del Estado español".

Los cuperos creen que los grupos independentistas radicales no tienen otro objetivo que "trabajar en favor de la república catalana" y por ello deben ser respaldados por el gobierno municipal.

Además, alegan que durante la celebración del referéndum ilegal del 1 de octubre, los CDR se convirtieron en un "buen ejemplo del compromiso y de la resistencia civil activa" y resaltan la "efectividad" de las mismas.

Entre las peticiones se requiere que se reconozca la acción "legítima , la protesta, las movilizaciones, la desobediencia propia de una democracia madura".

Por otro lado, denuncian que se haya "criminalizado la protesta social y la represión violenta institucional", por lo que consideran que se deben "archivar todas las causas abiertas contra los activistas de los CDR".

"La cara de la peor Batasuna"

Alberto Fernández, líder del Partido Popular en Barcelona, considera que este tipo de propuesta "representa la cara de la peor Batasuna de los tiempos de plomo. El Pleno y la alcaldesa Ada Colau además deben condenar la violencia de los CDR, además de personarse como acusación particular contra aquellas manifestaciones violentas promovidas por determinados sectores independentistas que destrozaron mobiliario urbano y bienes públicos de nuestra ciudad".

Considera que la petición de la CUP es una falta de respeto.  Ha recordado los incidentes del 25 de marzo, con 23 mossos heridos, cortes de tráfico en autopistas, calles de Barcelona como Av. Diagonal o Av. Meridiana por parte de los CDR independentistas, un hecho que no tiene justificación.

Fernández recuerda a Colau que la intimidación, la coacción, los insultos y amenazas también son violencia. “Cuando la alcaldesa justifica y disculpa determinadas acciones de los independentistas se convierte  la defensora del independentismo radical. Colau debe recordar que es la alcaldesa de todos, y no solo la de los independentistas, por eso debe condenar las protestas de los CDR y emprender medidas legales contra aquellos que incumplen la ley, provocan disturbios y destrozos.

Lo último en España

Últimas noticias