Ley de Memoria Democrática

Calvo pregunta a los brigadistas internacionales, todos centenarios, si tienen hijos menores de edad

Brigadistas internacionales

El Gobierno de Pedro Sánchez aprobó en Consejo de Ministros la concesión de la nacionalidad española a los brigadistas internacionales de la Guerra Civil. Para ello les ha extendido un formulario en el que les preguntan si tienen hijos menores de edad a su cargo. Todo esto sin percatarse de que los beneficiarios rondan o sobrepasan los cien años de edad.

La concesión se enmarca dentro del Anteproyecto de ley de Memoria Democrática que contempla la extinción de fundaciones que hagan apología del franquismo, la exhumación de víctimas de la dictadura la creación de una Fiscalía para tratar estos asuntos y la concesión de la nacionalidad española a los brigadistas y sus descendientes.

La Ley 52/2007, conocida como Ley de Memoria Histórica, en su artículo 18, reconoce de nuevo y de un modo singularizado la labor de los brigadistas y amplía su derecho a la nacionalidad española eliminando el requisito de tener que renunciar a su anterior nacionalidad. Es ésta su principal diferencia con la anterior.

Para solicitar dicho privilegio, el ministerio de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, dirigido por Carmen Calvo, ha puesto a su disposición un formulario que los solicitantes deberán rellenar. Dicha solicitud incluye el absurdo de preguntarles los datos de sus hijos menores de edad, algo imposible debido a que los brigadistas rondan o superan los cien años.

Calvo pregunta a los brigadistas internacionales, todos centenarios, si tienen hijos menores de edad
Formulario facilitado por el Ministerio

Tal y como indica la página oficial del Ministerio, los brigadistas que solicitan por primera vez la adquisición de la nacionalidad española deberán formalizarla según el modelo oficial. Es este formulario el que incluye el apartado donde pregunta a los centenarios por sus hijos menores de edad.

Los brigadistas

Durante la Guerra Civil española, alrededor de 35.000 extranjeros defendieron la II República tras el levantamiento. Estas brigadas internacionales estaban formadas por obreros, militares veteranos o estudiantes.

Uno de los grandes admiradores de los brigadistas es el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, que les ha agradecido su labor en múltiples ocasiones. «Los descendientes de los brigadistas internacionales que combatieron por la libertad y contra el fascismo en España, podrán acceder a la nacionalidad española. Ya era hora de decir desde el Gobierno a estos héroes y heroínas de la democracia: gracias por venir», celebró tras el anuncio de la medida.

Lo último en España

Últimas noticias