Bildu confirma su disposición a ceder Navarra al PSOE a cambio de “un trato preferente”

Los apoyos de Pedro Sánchez van tomando cuerpo. ERC le confirma su respaldo a la investidura. Los proetarras de EH Bildu trasladan ya el mensaje de que hará “todo lo posible para que la derecha no gobierne”. Ni en el conjunto de España ni en la comunidad navarra. Traducido: que el partido amigo de la ETA está dispuesto a abstenerse en Navarra para darle la gobernabilidad a la socialista María Chivite en alianza con los separatistas de Geroa Bai -partido en el que va inmerso PNV-. Bildu ha lanzado un mensaje al PSOE, y es que están hartos de negociar sin saber si gozarán de "un trato preferente".

La dirección de EH Bildu ha empezado a filtrar, ya oficialmente, su deseo de abstener en Navarra. Allí la fuerza más votada ha sido la antítesis de los proetarras: Navarra Suma, una alianza de centroderecha formada por UPN, PP y Ciudadanos que se ha hecho con 20 escaños. Pero la mayoría absoluta en la Comunidad Foral se alcanza con 26 y, por lo tanto, los constitucionalistas sólo pueden gobernar si les apoya otra fuerza.

La segunda lista más votada ha sido la del Partido Socialista Navarro que encabeza María Chivite. Pero los socialistas, lejos de pensar en apoyar al constitucionalismo, han preferido buscar el respaldo de los separatistas. PSN-PSOE tiene 11 diputados y se ha aliado con los separatistas de Geroa Bai que tienen otro 9 escaños, con los 2 diputados de Podemos, y con el escaño restante de IE-IU. Con eso suman 23 diputados. Es decir, que necesitan de un pequeño empujón. Y ese apoyo extra vendrá de la abstención de los 7 diputados de EH Bildu.

ERC y PNV han hecho de puente en esta negociación con los proetarras, de modo que el PSN-PSOE no tuviese que hablar con los proetarras. Y es que Moncloa marcó una única exigencia: que nadie pudiera decir que ellos habían negociado directamente con el partido de Otegi. Los otros partidos separatistas han hecho ese trabajo sucio para que gobiernen los socialistas.

La cúpula de EH Bildu ha hecho llegar a las filas socialistas que si de ellos depende, “la derecha no va a gobernar”, tal y como reconocen fuentes conocedoras de la negociación.

Pero los proetarras también han hecho llegar un mensaje más: que se están cansando de negociar sin el reconocimiento de los socialistas y sin garantías de que sus exigencias vayan a ser atendidas.

Una de sus principales reclamaciones es el denominado Mapa Local navarro. Se trata de una recomposición de las actuales 65 mancomunidades en 12 comarcas por medio de un esquema que refuerza el poder de EH Bildu en el ámbito local. Un poder que se verá claramente reforzado, por ejemplo, para imponer el euskera o para controlar servicios decisivos en la vida rural.

Y los de EH Bildu han señalado ya que su predisposición a dar el Gobierno a la socialista Chivite es plena. Pero también que quieren un gesto del PSN que demuestre que los socialistas son conscientes del “sacrificio de las bases” políticas de los proetarras. Y es que la dirección de EH Bildu va a tener que presionar para que la consulta a sus bases ya convocada avale el respaldo al PSN y Geroa Bai.

Lo último en España