Begoña Gómez

La Complutense avaló la licenciatura falsa de la mujer de Sánchez para colarla en sus másters

PP-Begoña Gómez
Begoña Gómez en una reciente imagen (Foto: EFE).

La Universidad Complutense avaló la licenciatura falsa de la mujer de Pedro Sánchez para colarla en sus másters. Pese a que Begoña Gómez no tiene ninguna licenciatura oficial -por mucho que ella fuera asegurando que sí-, la universidad presentó en sus currículums oficiales a la mujer del presidente como “licenciada en Marketing”.

Ella afirmó en la contratación como codirectora de un máster propio de la Complutense y en un segundo título de Técnico universitario por la misma Universidad que era licenciada. Y la entidad educativa no sólo no rechazó la falsedad, sino que la aceptó y trasladó a los alumnos el currículum de Begoña Gómez como supuesta licenciada.

Todas las universidades –y con más razón las públicas– exigen la acreditación real de las titulaciones de sus profesionales y alumnos. Y, para ello, comprueban efectivamente el currículum académico de sus profesores. En este caso sólo caben dos opciones: o que no se llevó a cabo esa comprobación, o, en caso, de realizarse, que se omitió el resultado de la misma. Y es que la Complutense tiene obviamente capacidad para comprobar la falsedad de la supuesta titulación de Begoña Gómez.

Como prueban las dos imágenes que hoy muestra OKDIARIO fue la propia Complutense la que incluyó en sus presentaciones oficiales el perfil de la ahora mujer del presidente como licenciada en Marketing.

Begoña Gómez

Y la confusión no era posible. Porque Begoña Gómez tan sólo tiene un diploma no universitario, no homologado y por tanto, no oficial concedido por una entidad que nunca jamás pudo dar títulos universitarios en su época.

Begoña Gómez

Sin título oficial

La mujer del presidente cursó los estudios que luego ella falseó y presentó como una licenciatura universitaria a través de una entidad privada que funcionaba a modo de academia y se llamaba ‘M&B Escuela Superior de Marketing y Negocios’. La academia en cuestión se creó en 1989 y diez años después se fusionó en la corporación ESEM, aún en activo. Para sus estudios ni tan siquiera se exigía como requisito tener aprobada la Selectividad, pues los alumnos de “nivel Bachillerato” podían matricularse, según indicaban las titulaciones que, además, no ocultaban que no eran títulos oficiales ni mucho menos.

Pero, pese a ello la Complutense contrató a la mujer de Pedro Sánchez como profesora. Pese a carecer de título oficial. Lo hizo aceptando públicamente su falsa titulación y poniéndola al frente de másteres no oficiales, de forma que pudiese esquivar los requisitos obligatorios de otras plazas de profesor de esa misma universidad -que sí exigen titulación oficial-. Como codirectora de un máster no oficial podía argumentar su “experiencia” como aval para sortear el problema de la falta de licenciatura.

El hecho de ser títulos propios no oficiales permitía, por otro lado, eludir un segundo control: el de la ANECA -Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación-, la entidad encargada de confirmar los requisitos formativos que opera sólo en títulos oficiales. En esta caso la ANECA carecía de competencia para controlar la veracidad de las afirmaciones del máster no oficial.

Begoña Gómez exhibió públicamente su falsa titulación con el aval de la documentación de la Complutense al frente del máster no oficial en Fundraising -captación de fondos para entidades sin ánimo de lucro-, cuya gestión, además, se desarrolla desde un centro de la Complutense: el Centro Superior de Estudios de Gestión. La dirección de este centro corre a cargo de Paloma Román Marugán, profesora de Pablo Iglesias y presidenta del tribunal de la tesis doctoral del líder de Podemos.

Y la mujer del presidente incluyó su falsa licenciatura en una segunda ocasión: también colocó el falso título en la documentación oficial de un segundo curso. Lo hizo en el título no oficial de formación continua de Técnico en Fundraising.

Lo último en España