Investidura Pedro Sánchez

Begoña Gómez asiste al Pleno y se sienta junto a la madre de Sánchez y su hermano

La mujer del presidente en funciones ha dialogado antes del Pleno con la presidenta de Baleares, Francina Armengol

Los diputados de ERC acceden al hemiciclo con flores amarillas en apoyo a los presos golpistas

La mujer del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha asistido al segundo debate de investidura de su marido, como hizo en el intento fallido de 2015 y en la moción de censura, y ha aguardado la espera hasta el inicio de la sesión dialogando con la presidenta de Baleares, la socialista Francina Armengol, que ya gobierna con Podemos y los nacionalistas de Més.

Armengol ha permitido la entrada de la formación morada y de los soberanistas en el Gobierno balear, mientras Sánchez negocia con Podemos que asumen también ministerios tras el paso a un lado dado por su líder, Pablo Iglesias, para no formar parte de un eventual Ejecutivo.

Begoña Gómez, directora del IE África Center, ha ocupado un puesto preferente en la tribuna de invitados, flanqueada por la madre de Sánchez, Magdalena Pérez-Castejón, y su hermano, David Azagra, director de orquesta. Separados de ellos por una columna se ha sentado el padre del candidato socialista, Pedro Sánchez Hernández.

A escasos metros ha ocupado asiento igualmente en la tribuna de invitados el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, que gobierna del mismo modo con Podemos y los nacionalistas de Compromís. A su derecha, se ha sentado el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, y a su izquierda, el de Asturias, Adrián Barbón.

Díaz, desplazada

Quien no ha podido estar junto a ellos ha sido la ex presidenta de la Junta de Andalucía Susana Díaz, ya que ahora no preside ningún gobierno, sino que ejerce la oposición. De ahí, que haya sido ubicada lejos de los presidentes socialistas, al igual que otros barones que ejercen la oposición como el de Castilla y León, Luis Tudanca.

Muy cerca ha sido colocado por los ujieres del Congreso el también barón socialista Guillermo Fernández Vara, presidente de Extremadura y uno de los que integraron el sector crítico con Sánchez antes de convertirse éste en jefe del Gobierno tras la moción de censura. Al lado de Fernández Vara, que gobierna con mayoría absoluta, sin depender de Podemos, se ha sentado la propia Armengol.

Justo a su izquierda han seguido la sesión de investidura el jefe de gabinete de Sánchez, Iván Redondo, y el secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver. Redondo es un viejo conocido de Fernández Vara, ya que asesoró en Extremadura al que fuera presidente de la comunidad con el PP, José Antonio Monago. El gurú de Sánchez ha dejado de participar en las últimas horas en las negociaciones clave con Podemos para la formación de gobierno, una tarea que, además del propio candidato socialista, está asumiendo la vicepresidenta primera y ministra de Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Carmen Calvo.

Lo último en España