Izquierda Unida

Las bases denuncian un «golpe de Estado estalinista» en IU Madrid tras la purga del dircom

Reunión de la dirección de IU Madrid con Álvaro Aguilera al frente.
Reunión de la dirección de IU Madrid con Álvaro Aguilera al frente.

Bronca en Izquierda Unida Madrid. Las bases acusan a Álvaro Aguilera de ejecutar un «golpe estalinista» en la formación para hacerse con el poder sin respetar los estatutos que marcan que tiene que haber una votación en la Asamblea Regional para renovar la dirección del partido. El que también es líder del Partido Comunista de Madrid ha decido unilateralmente obviar la normativa interna y remplazar en la dirección de IU Madrid a Sol Sánchez y Mauricio Valiente sin la correspondiente votación en el congreso regional.

Además, el secretario de Organización de la formación ha sido despedido al jefe de prensa del partido, lo que se va a denunciar ante la Coordinadora Regional. Así mimo, se pedirá la dimisión del responsable de este cese. A preguntas de este periódico, el despedido evita por ahora hacer valoraciones del caso.

«Hace un mes cambiaron a los coportavoces en un verdadero golpe de Estado. Mauricio Valiente y Sol Sánchez estaban realizando un gran trabajo y estaban apoyados por Alberto Garzón pero el PCM dio un golpe para cambiarlos y todo ello sin pasar por una Asamblea Regional», explican fuentes internas consultadas por OKDIARIO.

Agregan que la nueva dirección «ha despedido al responsable de Comunicación por el simple hecho de apoyar a Sol Sánchez. El despido es completamente irregular».

Tras este golpe de mano, ahora mismo hay agrupaciones que se sienten «perseguidas sobre todo por el núcleo dirigente que son Alvaro Aguilera, Javier Viondi, Fernando Jiménez y Vanessa Lillo (diputada regional en la Asamblea de Madrid)». Esta corriente está enfrentada a Valiente y Sánchez ya que no comparten el criterio de estos últimos de tender puentes con Podemos. Están en contra de que IU y el PCE se diluya en Podemos. Quieren luchar porque sus siglas no desaparezcan en la formación de Pablo Iglesias. Una estrategia opuesta a la de IU a nivel estatal que han apostado por impulsar la coalición Unidas Podemos y que sus militantes se integren en la dinámica de los morados.

«Machista y estalinista»

«Tras esta situación lo que se esconde es una política machista y estalinista contra la gente que no piensan como ellos. Son un grupo muy machista y atacan a mujeres con crueldad», comentan fuentes internas del partido a este periódico.

Desde la dirección nacional de IU y desde Podemos están con todas las alarmas encendidas. «Podemos Comunidad de Madrid desconfían de la nueva dirección de IU Madrid, el sector más extremista», apuntan. De esta forma en la Comunidad de Madrid, Alberto Garzón tiene un conflicto a punto de estallar. Las posiciones están completamente enconadas y  el choque de trenes podría estar a la vuelta de la esquina.

Lo último en España

Últimas noticias