Disturbios en Cataluña

Barcelona limpia sus fachadas de pintadas contra la Policía y asfalta las calles destrozadas por los CDR

La 'kale borroka' catalana dejó en las fachadas mensajes del tipo "Fuck the Police" ("Que se joda la Policía") o "Foc al capital" ("Fuego al capital").

Barcelona ha amanecido este domingo tras la sexta noche de disturbios con escenas de ciudadanos particulares y operarios del Ayuntamiento limpiando pintadas contra la Policía y asfaltando las calles destrozadas por los CDR. Los radicales separatistas no sólo se han enfrentado con gran violencia ante la Policía Nacional y los Mossos d’Esquadra en esta semana, sino que también ha atacado los comercios del centro de la Ciudad Condal con pintadas, derribo de puertas e incluso saqueos, especialmente en la noche del viernes y en la de este sábado.

Así, la ‘kale borroka’ catalana ha dejado en fachadas y escaparates mensajes del tipo «Fuck the Police» («Que se joda la Policía») o «Foc al capital» («Fuego al capital»). Además, los destrozos en el asfaltados de las calles han sido cuantiosos, básicamente porque los autodenominados Comités de Defensa de la República arrancaron adoquines (empleando hasta piolets) para lanzarlos a los antidisturbios de la Policía Nacional. De hecho, una piedra de gran tamaño fue la que estos CDR tiraron al agente que permanece grave ingresado en la UCI.

En cuanto al transporte público, los daños provocados el viernes, la jornada más negra hasta ahora, en instalaciones de Metro y bus en Barcelona se estiman en 214.000 euros, según informó ayer la empresa municipal TMB. Los destrozos «por la acción de grupos violentos» en el Metro se estimaron en unos 130.000 euros, mientras que el coste de reparación de las marquesinas de bus asciende a 84.000. El caso más grave, según la TMB, se registró en el Metro, donde «grupos de grafiteros accedieron ilegalmente a instalaciones del suburbano y vandalizaron un total de 24 trenes con pintadas», la limpieza de los cuales tendrá un coste de unos 115.000 euros.

«Daño reputacional»

En rueda de prensa en Moncloa, el ministro del Interior ya afirmó el jueves, antes de los disturbios de aquella noche, y de la batalla campal del viernes (este sábado también hubo barricadas), que el daño en el mobiliario urbano alcanzaba a media semana al menos los 627.000 euros, a lo que había que añadir el «daño reputacional» con la cancelaciones de visitas por parte de turismo nacional e internacionales.

Lo último en España

Últimas noticias