Así ha organizado Moncloa su gabinete de crisis para seguir minuto a minuto el 1-0

Artículo 155
Consejo de Ministros en el Palacio de la Moncloa. (Foto: EFE)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se prepara para seguir ‘minuto a minuto’ los acontecimientos previos al 1 de octubre y la jornada del domingo desde su despacho en el Palacio de La Moncloa. Su equipo, en coordinación con el resto de ministerios, ya organizan cómo será el gabinete de crisis para garantizar la legalidad y tomar las medidas necesarias conforme se vaya desarrollando la jornada el 1 de octubre.

Rajoy mantiene este fin de semana al Ejecutivo al completo en alerta, especialmente el ministerio de Vicepresidencia, el del Interior y el de Justicia; a funcionarios (de rango medio) y también tendrá un papel importante el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, que estará sobre el terreno para contrarrestar el mensaje propagandístico de la Generalitat.

El Ministerio del Interior informó este viernes de una reunión presidida por el director del Gabinete de Coordinación y Estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad, coronel Diego Pérez de los Cobos, y a la que asistieron los responsables de los tres cuerpos policiales.

Según el comunicado, en la reunión se llevó a cabo un análisis de la situación y de los diferentes escenarios que pueden producirse estos próximos días. A continuación se realizó un planteamiento común del dispositivo con la distribución de funciones de cada cuerpo y se establecieron los órganos de coordinación y de seguimiento.

Según las fuentes consultadas por OKDIARIO, se puso especial énfasis en la coordinación entre los distintos cuerpos y también los apoyos mutuos de cara a las actuaciones previstas para dar cumplimiento al mandato del Auto de la Sala de Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

La gran preocupación: los actos violentos

La gran preocupación del Gobierno es que se produzcan "actos violentos" en las calles, aunque insisten en tener "todo controlado" con todos los escenarios previstos para actuar de manera inmediata. "Será un paripé pero no una votación legal", comentan. En el Ejecutivo son conscientes de que si la Generalitat incide en pedir calma a la ciudadanía es para ‘cargar’ contra las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado si se producen episodios violentos. "Todo se verá sobre la marcha para dar una respuesta proporcionada", cuentan en Moncloa.

Lo que sí afirman es que sin urnas, ni papeletas, ni locales, ni control de presupuestos, ni apoyo internacional, el Govern no se atreverá a declarar la independencia de manera unilateral de inmediato.

La próxima semana será clave para pedir calma y seguir apostando por el diálogo dentro de la legalidad. La gran incógnita que Moncloa se ‘guarda en la manga’ es quiénes serán sus nuevos interlocutores porque, tal y como publicó OKDIARIO, el entorno de Rajoy asegura que "Puigdemont y Junqueras están descalificados democráticamente para el diálogo". Diputados populares consultados por este medio apuestan por un claro adelanto electoral y seguir con el diálogo, dentro del marco legal, para restablecer la situación.

En el PP quieren dar protagonismo al presidente del PPC, Xavier García-Albiol, que reunirá a sus cargos en un hotel y hará valoraciones del transcurso de la jornada, según informan fuentes de la formación.

La cúpula del PP, por su parte, prevé seguir la jornada del 1-O desde la sede nacional del partido en la madrileña calle Génova. Allí estarán el coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo, y los vicesecretarios generales del partido. Un día antes también celebrarán un acto en Badalona para apelar a la defensa de la legalidad ante el intento de referéndum ilegal.

Lo último en España