Criptodivisas

Qué es el criptoinvierno y por qué todavía no ha llegado pese a que el bitcoin cae un 45% desde máximos

criptoinvierno bitcoin
Fotomontaje del bitcoin.

Las fuertes caídas que registran las criptodivisas, y más concretamente el 45% que se deja el bitcoin desde máximos, hacen que se empiece a hablar de criptoinvierno, un término que en este universo hace referencia al mercado bajista. A pesar de la contracción vivida, que ha reducido prácticamente a la mitad el valor conjunto de las criptomonedas, algunos expertos señalan que ese invierno podría estar acercándose, pero todavía no ha llegado.

En noviembre de 2021 la capitalización total del mercado de criptactivos alcanzó su máximo histórico: 2.650 millones de euros. Ahora el valor se sitúa en 1.400 millones, prácticamente la mitad. Sólo en enero el descenso es del 26%. Las tensiones en Ucrania, el conflicto en Kazajistán o la política monetaria de la Fed y los debates y actividades regulatorias (el último en Rusia) pesan sobre el sentimiento del mercado.

Estos descensos, que han llevado al bitcoin a caer hasta los 30.000 dólares, un 45% por debajo de esos máximos que registró en noviembre, provoca que un nuevo término haya tomado relevancia: el criptoinvierno. “Se entiende como un periodo en el que el mercado de las criptomonedas se encuentra bajista o con una tendencia bajista”, explica Javier Pastor, director de ventas de Bit2Me, quien considera que a pesar de la corrección “todavía no podemos decir que estemos en invierno ni muchos menos”. Espera que en los próximos meses el mercado recupere su valor con la entrada de instituciones financieras tradicionales.

Para Eduardo Forte, cofundador de CommonSense, también hay que esperar un poco más para afirmar que el criptoinvierno ha llegado para el bitcoin. “Los mercados bajistas han tenido duraciones de entre 60 y 1.000 días, por lo que cabe esperar el desarrollo para saber si estamos dentro de un período corto o uno largo. Desde una perspectiva temporal seguimos dentro de una tendencia alcista del mercado en la que se ha producido una fuerte corrección”, subraya.

Perspectiva a largo plazo

En 2017 el bitcoin subió desde los 3.000 a los 20.000 dólares para un año después corregir hasta ese primer nivel. Las subidas registradas en el siguiente ejercicio le llevaron hasta los 50.000 para volver a bajar cuando estalló la crisis del coronavirus, un descenso que le llevó hasta los 40.000 dólares. El avance desde lo peor de la pandemia hasta el pasado noviembre fue espectacular, con máximos en torno a los 68.000 dólares. Todos estos movimientos dan muestra de su elevada volatilidad. “El titular de que el bitcoin ha bajado un 50% asusta a muchísimas personas, pero estamos hablando de que no hay ningún activo que haya crecido más que el bitcoin desde marzo de 2020”, subraya Pastor. Por ello, considera que los inversores deben “alejarse del ruido del momento y ver cuál es la tendencia y el crecimiento de la adopción de la tecnología como tal”.

Además de la entrada de grandes inversores institucionales, a favor de las criptodivisas puede jugar que más países se sumen a la adopción del bitcoin o que los reguladores establezcan normativas más favorables para ellas. Por otro lado, podrían ganar atractivo como valor refugio si la volatilidad en los mercados se mantiene en unos niveles elevados, especialmente con una posible guerra en Ucrania, que generaría mucha incertidumbre en torno a los precios de las materias primas y la energía.

Qué deben hacer los inversores

A la espera de que algunos de estos factores animen las cotizaciones de las criptodivisas, los inversores han soportado importantes pérdidas. “El dinero se ‘pierde’ cuando se vende habiendo comprado caro”, apunta Forte. “La mayoría de los inversores están en una perspectiva de ‘mantener’ con la expectativa de que el mercado se recupere. Queda por ver si tendrán la paciencia suficiente para mantener esas posiciones y no liquidarlas antes”, añade. Este experto recomienda “las compras recurrentes que permitan promediar precios de entrada sin importar el precio en ese momento”.

Para Pastor el mejor consejo es educarse en los fundamentales de la tecnología blockchain. “Empezaría aprendiendo qué es bitcoin para después ir incorporando más proyectos. Hablamos de más de 17.000 criptomonedas, existirán cientos de miles en el futuro y creo que es importante separar la paja del trigo y entender en lo que uno está invirtiendo”, subraya.

Lo último en Economía

Últimas noticias