Banco centales

La Fed se decanta por subir los tipos en marzo

Fed tipos de interés
Jerome Powell, presidente de la Fed.

La Reserva Federal ha decidido en su primera reunión de política monetaria de 2022 dejar los tipos de interés sin cambios en el rango del 0% al 0,25%, tal como se esperaba. En el comunicado posterior a la cita, el banco central estadounidense ha apuntado que «pronto» será conveniente elevar sus tasas debido a los altos niveles de inflación en EEUU. En la una rueda de prensa tras la reunión, el presidente de la institución, Jerome Powell, especificó que lo más probable es que sea en marzo.

«Con una inflación muy por encima del 2% y un mercado laboral fuerte, el Comité espera que pronto sea apropiado elevar el rango objetivo para la tasa de fondos federales», ha indicado la institución que preside Jerome Powell.

El índice de precios al consumo (IPC) de Estados Unidos se situó el pasado mes de diciembre en el 7% en tasa interanual, lo que supuso una aceleración de dos décimas respecto del dato de noviembre y la tasa más elevada registrada en el país desde junio de 1982.

Durante su intervención ante los periodistas, Powell señaló que «el comité (de la Fed) se decanta por subir los tipos de interés en la reunión de marzo, asumiendo que las condiciones sean las adecuadas para hacerlo, pero seguimos con los ojos puestos en todos los riesgos».

Por su parte, ING espera un incremento de 25 puntos básicos en los tipos de interés en la reunión de marzo de la Fed. El banco holandés anticipa una recuperación en el segundo trimestre ante los sólidos fundamentales en términos de ingresos y «esto nos predispone para esperar al menos cuatro alzas de tipos en 2022».

Powell no descartó elevar el precio del dinero en cada una de las reuniones del banco central, argumentando que la Fed tiene margen de sobra para aumentar los tipos sin dañar al mercado laboral.

Reducción de las compras mensuales

Lo que sí ha confirmado el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC), el organismo de la Fed que decide la política monetaria, es que la institución seguirá reduciendo el ritmo mensual de sus compras netas de activos, lo que permitirá finalizarlas a principios de marzo. Así, a partir de febrero, pasará a comprar únicamente bonos por valor de 30.000 millones de dólares, tras haber ido reduciendo paulatinamente esta cifra desde los 120.000 millones mensuales.

En este sentido, la entidad ha explicado que las compras y tenencias de valores en curso de la Fed seguirán fomentando el buen funcionamiento del mercado y las condiciones financieras acomodaticias, apoyando así el flujo de crédito a los hogares y las empresas.

Respecto al balance de la Fed, Powell admitió que es más grande de lo que debería ser, pero anticipó que se moverá de un modo «predecible»y «ordenado».

En su análisis, la Fed ha destacado que los indicadores de actividad económica y empleo han seguido fortaleciéndose e incluso los sectores más afectados por la pandemia han mejorado, aunque siguen viéndose afectados por el fuerte aumento reciente de casos. De su lado, la creación de empleo continúa siendo sólida en los últimos meses y la tasa de paro ha disminuido sustancialmente. «El mercado laboral es muy, muy fuerte, y esperamos que eso continúe así», dijo Powell.

Por su parte, los desequilibrios de oferta y demanda relacionados con la pandemia y la reapertura de la economía han seguido contribuyendo a niveles elevados de inflación. «El rumbo de la economía sigue dependiendo del curso del virus», ha advertido la institución, subrayando que persisten los riesgos para las perspectivas económicas, incluidos los relacionados con nuevas variantes del coronavirus.

Lo último en Economía

Últimas noticias