Los peritos del Banco de España confirman que el Popular debió dar pérdidas en 2014 y mintió en 2016

Banco Popular
Ángel Ron, ex presidente de Banco Popular.

Los peritos del Banco de España Pablo Hernández y Santigo Ruiz-Clavijo han ratificado este miércoles en la Audiencia Nacional su informe sobre el Banco Popular y han confirmado que la entidad debió dar pérdidas desde 2012. Asimismo, han asegurado que el entonces presidente del banco, Ángel Ron, ocultó la morosidad a través de la sociedad luxemburguesa Thesan en la ampliación de capital de 2016.

En su informe, los técnicos aseguraban que la extinta entidad contabilizó desde 2012 de forma indebida las operaciones participadas por Thesan Capital, que, según las acusaciones, pudieron esconder un entramado de financiación irregular en Luxemburgo destinado a ocultar la morosidad real del Popular.

Ambos han declarado durante algo más de tres horas ante el juez de la Audiencia Nacional José Luis Calama, en la causa que investiga, desde octubre de 2017, los dos últimos equipos directivos del banco.

Según fuentes jurídicas, Hernández y Ruiz-Clavijo han dicho al magistrado que las operaciones con las sociedades donde Thesan participó deberían figurar clasificadas como dudosas desde 2012, cuando el Popular las calificaba de normal (por lo que no las provisionó ni se apuntó las pérdidas correspondientes).

Dado que la clasificación no era correcta, hubiera sido necesario incrementar el saldo de dudosos en 876 millones de euros, lo que en la práctica provocó un déficit de provisiones de más de 500 millones de euros.

En cuanto a la resolución del Banco Popular, tras la cual el Santander se hizo con la entidad al precio simbólico de un euro, los expertos han reiterado que obedeció a un problema de liquidez y no de solvencia.

Por lo que respecta a la inspección realizada por el Banco Central Europeo (BCE) a las cuentas del Popular de 2016, ambos peritos han rechazado que se puedan aplicar de forma retrospectiva a las de 2015, sino que las cuentas de ese año debieron formularse de acuerdo con la normativa vigente en ese momento. Y han exculpado al supervisor por no requerirle reformular las cuentas de 2015 tras la inspección de 2016 en la que surgieron esas deficiencias porque pretendió preservar la estabilidad del sistema financiero.

Cinco años de instrucción

La causa que instruye el titular del juzgado central de Instrucción número 4 comenzó en octubre de 2017 con la admisión a trámite de varias querellas contra los dos últimos equipos gestores del Popular, liderados por Ron y su sucesor al frente de la entidad Emilio Saracho, por presuntos delitos societarios.

El juez abrió entonces dos piezas separadas, una que investiga al equipo de Ron por la ampliación de capital de 2016, y una segunda sobre los 108 días de mandato de Saracho, que se centra en un posible delito de manipulación del mercado con noticias falsas para hacer caer el valor de la cotización.

En paralelo, el juzgado central de Instrucción número 5 asumió la querella de Durán & Durán Abogados por presunta estafa a inversores en la ampliación de capital de 2012.

Lo último en Economía

Últimas noticias