Mercados

El perfil de riesgo

ibex 35
Bolsa de Madrid

Nuestro experto Asier Uribeechebarría, director general de Finanbest, nos explica cómo determinar el perfil de riesgo de cada inversor para fijar las inversiones idóneas en el mercado.

Tu perfil de riesgo se define a través del test de idoneidad (una evaluación normativa y obligatoria en muchos productos financieros) y marca tu capacidad de asumir riesgos y tu tolerancia a asumirlos.

La capacidad de asumir riesgos se evalúa de forma cuantitativa en función del patrimonio actual, de las rentas que tienes, de la estabilidad de estas rentas, de los costes necesarios para sufragar los gastos corrientes, así como de la edad y de las necesidades de liquidez en el medio plazo.

La tolerancia a tomar riesgos se evalúa en función de un conjunto de preguntas necesariamente subjetivas en las que se establece tu actitud ante diferentes situaciones. También se evalúa tu experiencia pasada con inversiones de riesgo. Si de las respuestas se detecta una falta de consistencia (fuerte aversión al riesgo en algunos casos y fuerte atracción por el riesgo en otros), entonces la valoración global de la tolerancia a tomar riesgo disminuye sensiblemente.

Tu entidad solo debería ofrecerte productos adecuados a tu nivel de riesgo.

¿Qué es la arquitectura abierta en productos financieros?

Se entiende por arquitectura abierta la estructura por la que una entidad financiera ofrece a sus clientes una importante gama de productos y servicios de inversión, tanto propios como ajenos, del mercado nacional y del internacional, sin que se ofrezca una prioridad especial a unos productos en particular.

El valor añadido llega mediante el acceso a un amplio abanico de productos procedente de diferentes firmas sin que existan conflictos de intereses. ¿Por qué cada vez más entidades se suman a la adopción de este modelo? En primer lugar, porque los inversores cada vez tienen una mayor cultura financiera y acceden más fácilmente a la información. Esto hace que demanden productos financieros con una calidad más elevada. Además, la tecnología ha favorecido a que el usuario pueda acceder a una enorme cantidad de vehículos de inversión con mayor eficiencia y costes bajos.

Siguiendo este hilo, la arquitectura abierta tiene muchas ventajas. A los inversores les permite tener acceso a una mayor gama de productos. En la práctica esto afecta a la posibilidad de invertir en los mejores activos de cada categoría, por lo que se alcanzan carteras más sólidas y con una mayor diversificación.

Este modelo hace que el inversor tenga una transparencia mucho más elevada que con los procesos de inversión tradicionales. De ahí a que en el futuro se pueda plantear como punto de obligado cumplimiento para las entidades financieras.

Lo último en Economía