El Alto Tribunal da la razón a Seur

Otro varapalo judicial a Correos: el Supremo condena a la CAM por darle un contrato a dedo

Correos
Furgonetas de reparto de Correos y Telégrafos.

El Tribunal Supremo (TS) ha vuelto a dar la razón a Seur. El Alto Tribunal ha condenado a la Comunidad de Madrid (CAM) por desistir, sin justificación, de un concurso público que debería haber adjudicado a Seur y no a Correos. En 2014 el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) declaró ilegal la actuación de la región y "señalaba que el objeto del concurso está perfectamente claro y que no había duda sobre el concepto de envío urgente de mensajes, al que perfectamente puede optar SEUR", explican fuentes de la firma privada.

La compañía Seur ganó un concurso público en la Comunidad de Madrid en 2011 para la prestación de servicios de Telegramas para los centros oficiales de la región. Sin embargo, Correos (que también se presentó) argumentó que al hablar de telegramas ellos son los únicos que pueden prestar ese servicio de acuerdo con la ley. Atendiendo al requerimiento de la empresa pública, la comunidad archivó el concurso y se lo dio a Correos, a pesar de no haber presentado la mejor oferta. Ahora el Alto Tribunal reitera los argumentos del TSJM, que ya falló a favor de Seur, y condena a la Comunidad de Madrid por desistir, sin justificación, de un concurso público que debería haber adjudicado a la compañía de transportes. Como consecuencia de este desistimiento, la prestación de servicios Telegramas quedó sin adjudicar.

Un concurso de 2011

Fue en en el año 2011 cuando la Comunidad de Madrid convocó un concurso público para la prestación de servicios de Telegramas (Lote Nº 1) y de Burofax (Lote Nª 2) para los centros oficiales de la región. A esta cita concursal se presentaron dos candidatos para luchar por la adjudicación: Correos y Seur. Solo unos meses después, ya en 2012, desde la comunidad se publicaron las puntuaciones oficiales del concurso, un paso previo a la adjudicación final, en las que la empresa privada lograba una mejor puntuación en el Lote Nº 1.

Para ser exactos, en el servicio de Telegramas (Lote Nº 1) Seur consiguió 82,02 puntos y Correos 60,85 puntos. Sin embargo, en el Lote Nº 2, el dedicado a Burofax, la empresa de Javier Cuesta Nuin le tomó la delantera a la privada, obtuvo 100 puntos frente a los 58,74 de Seur.

Con este escenario, Correos presentó una reclamación “fuera de plazo, alegando que el pliego era confuso y estaba mal redactado”, señalan a OKDIARIO fuentes de la empresa privada. La firma amarilla argumentaba que en el Lote Nº 1 no estaba claro el objeto del concurso porque se habla de “telegramas” y de “envío urgente de mensajes” de manera indistinta. Correos aseguraba que si se trataba de telegramas, ellos son los únicos que pueden prestar ese servicio de acuerdo con la legislación vigente.

Ante esta reclama de Correos, la Comunidad de Madrid optó por archivar el concurso, “aún consciente de que ambos argumentos carecen de fundamento”, explican las mismas fuentes.

Seur, por su parte, reclamó por vía judicial y en 2014 el TSJM declaró "ilegal la actuación de la región, señalaba que el objeto del concurso está perfectamente claro y que no había duda sobre el concepto de envío urgente de mensajes, al que perfectamente puede optar SEUR", explican. La CAM recurrió la sentencia y es en estos momentos cuando el Alto Tribunal refuerza el fallo de la justicia madrileña.

El TS condena así a la Comunidad de Madrid a retrotraer las actuaciones al momento de la exclusión de Seur. Un hecho complicado de llevar a cabo, según la propia empresa, porque “después de cinco años es prácticamente inaplicable, no se puede dar marcha atrás y ese servicio ya lo ha dado Correos”. Además, añaden que “no se puede dar marcha atrás y hacer como si nada hubiese pasado, solo esperamos que esta sentencia siente un precedente para liberalizar de verdad el sector”.

A la compañía de mensajería privada solo le queda el reclamo del pago de una indemnización cuyo importe final sería establecido por el Tribunal Superior.

5 millones de euros de sobrecostes

Desde el punto de vista monetario, el presupuesto de Seur era de 7,1 millones de euros, mientras que la de Correos era de 8,8 millones de euros. Es decir, la diferencia entre una y otra era de 1,6 millones de euros.

Esta licitación se daba por un periodo de 18 meses, "pero desde 2012 la CAM no ha vuelto a abrir el concurso, al menos que haya constancia", declaran las mismas fuentes. De acuerdo con el funcionamiento normal, el contrato con Correos se ha renovado automáticamente por tres periodos. Teniendo en cuenta estas cifras y que el concurso quedó en manos de la empresa pública por el desistimiento de la Comunidad de Madrid, la región ha pagado alrededor de 5 millones de euros adicionales al haber adjudicado el contrato a Correos, la oferta más alta.

“Lo más sangrante, es el despilfarro de la CAM de los casi 5 millones de euros en contratos a la medida de Correos”, explican desde Seur. Desde la empresa privada denuncian que “de manera habitual”, la comunidad madrileña y otras muchas administraciones públicas “han cubierto sus necesidades de servicios de comunicaciones mediante concursos redactados con unas especificaciones técnicas, que solo Correos podía cumplirlas, de modo, que ninguna otra empresa se presentaba a esas convocatorias”.

Lo último en Economía