Alemania

Alemania también se enfría: el Bundesbank recorta las previsiones de crecimiento

Bundesbank

El Bundesbank, el banco central de Alemania, ha recortado las previsiones de crecimiento del PIB del país germano para 2018 y 2019 hasta el 1,5% y el 1,6%, respectivamente, debido a un desempeño peor de lo esperado en la industria del automóvil durante el tercer trimestre del año.

Con respecto a las previsiones de junio, el Bundesbank ha revisado a la baja la expectativa de crecimiento de la economía alemana en cinco décimas, mientras que para 2019 la revisión ha sido de tres décimas. De su lado, el crecimiento para 2020 igualará al de 2019 al situarse en el 1,6%.

"Después de un incremento del 1,5% para este año, el PIB crecerá a un ritmo mayor en 2019 y 2020, apoyado por una política fiscal expansiva", ha explicado la autoridad monetaria presidida por Jens Weidmann, que también ha alertado de que a partir del 2021 el crecimiento "podría" volver a caer al 1,5%.

El banco central germano ha añadido que el principal motivo de la revisión se debe a la caída del 0,2% de la producción en el tercer trimestre de 2018, que se correspondió con un efecto "considerable y temporal" en el sector del automóvil.

"Hubo pérdidas de producción extensivas en la industria automovilística como resultado de problemas considerables relativos a la aplicación de un estándar exhaustivo para medir las emisiones", ha apostillado el Bundesbank.

A la caída en las exportaciones de automóviles, consecuente con la menor producción, se unió que las ventas exteriores ya fueron débiles de por sí en el resto de sectores entre los meses de julio y septiembre. Además, el consumo privado, que hasta ahora había liderado el crecimiento de la economía, se mantuvo estable "a pesar del buen estado del mercado laboral", según los datos observados por la entidad germana.

Lo último en Economía