Estafas

Los afectados de Forum Filatélico y Afinsa toman las calles para exigir una solución 13 años más tarde

briones-forum-filatelico
Francisco Briones Nieto, ex presidente de Fórum Filatélico.

Muchos ya han fallecido al tratarse de un fraude comercializado especialmente entre los jubilados o trabajadores al filo de la jubilación

El fraude de Forum Filatélico y Afinsa todavía colea más de 13 años después de producirse.

Según ha anunciado al término de la manifestación en Madrid, la asociación de consumidores Adicae elevará al Tribunal de Estrasburgo lo que consideran un fallo "multiorgánico" del Estado de derecho, al que reclamarán su posible responsabilidad patrimonial en dos escándalos que evaporaron los ahorros de casi medio millón de personas.

Aunque muchos ya han fallecido al tratarse de un fraude comercializado especialmente entre los jubilados o trabajadores al filo de la jubilación, los perjudicados que aún continúan en la lucha han rememorado esta semana un nuevo aniversario de la intervención de ambas empresas.

Coordinada por la Audiencia Nacional, la operación "Atrio" se saldó con nueve detenidos, entre ellos el fundador de Afinsa, Albertino de Figueiredo, su presidente, Juan Antonio Cano, y el de Fórum, Francisco Briones, por captar a pequeños ahorradores entre 1998 y 2001 para que invirtieran en sellos que se revalorizarían desde un interés anual del 6 %.

Sospechas que tras una década de dilaciones los magistrados entendieron probadas con Afinsa, cuya antigua cúpula fue condenada por el Tribunal Supremo a penas ligeramente por encima de los ocho años de prisión.

Por su parte, la sección primera de la sala de lo Penal condenó el pasado julio a Briones a doce años, cuatro meses y 16 días de cárcel por desarrollar entre 1998 y 2006 una captación masiva de dinero de pequeños ahorradores.

Una pena que, según fuentes consultadas, aún está pendiente de que el Supremo resuelva los recursos de casación de las partes.

Con los afectados divididos entre quienes piensan que la intervención acabó con un negocio, hasta entonces, rentable, y los que sostienen que las sociedades se concibieron en origen con un claro propósito fraudulento, ambas versiones coinciden en señalar que, más allá de portadas en prensa, la vía penal de poco ha servido en su lucha.

En total, ambas estafas sumaron un agujero de 5.000 millones de euros, de los cuales "sólo se han recuperado las migajas".

Siguiendo las estimaciones de Adicae, los perjudicados, como acreedores, sólo han recuperado el 20,5 % en Fórum y el 10 % en Afinsa, porcentajes que, aunque ínfimos, siguen siendo superiores al 0 % de Arte y Naturaleza, la tercera de estas grandes estafas y, tal vez, la más olvidada.

Desde la asociación denuncian cómo tales cifras contrastan con las "millonarias" asignaciones percibidas por las tres administraciones concursales hasta la fecha, unos 50 millones.

Por ello, piden "dar un vuelco" a la Ley Concursal para permitir que incluso procedimientos como estos, a los cuales no puede aplicarse el marco normativo vigente porque en el momento de la reforma ya estaban en marcha, no estén abocados al "fatídico" antiguo sistema.

Afectados consultados por Efe reprochan además la actitud de los diferentes Gobiernos que, desde 2006, se han sucedido al frente del país y admiten que se sienten desilusionados e incluso utilizados.

Otros cargan directamente contra el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que, como en otras todavía presuntas estafas bancarias, "no vieron venir" las irregularidades de las filatélicas, cuyo deber de supervisión se achacaron mutuamente durante los juicios.

Por comunidades autónomas, Madrid registró el mayor volumen de perjudicados por Fórum, 69.290, que representaban 1.338 millones de euros; mientras Andalucía fue la región más dañada por el paso de Afinsa con 39.672 afectados (298,3 millones).

Este fin de semana, sus principales plazas, las de Madrid, Sevilla, Málaga, Granada, Valencia, Zaragoza, Barcelona y La Coruña, entre otras, se han vuelto a unir por decimotercer año consecutivo, aunque esta vez con la esperanza de que sea Europa la que, de verdad, escuche.

Lo último en Economía