Burberry

Los accionistas piden a Burberry compras privadas para hacerse con su stock valorado en 32 millones

Burberry
Burberry Store

Los accionistas de Burberry se han mostrado descontentos con la destrucción de stock de la firma que hace la compañía de manera anual. Este 2018, según el informe anual de la marca británica, ha destruido físicamente productos terminados por valor de 32,4 millones de euros. En 2017 la cifra ascendía a 30,4 millones de euros y en 2016 hasta los 21,3 millones de euros.

Ante tal escenario, los accionistas de Burberry han pedido la oportunidad poder adquirir los productos que van a ser destruidos, según ha informado Bloomberg. Otra de las preocupaciones de los inversores, además, es que esta destrucción masiva de prendas, cosmética y objetos de lujo penalice la imagen de la marca por el impacto medioambiental.

La destrucción del stock que no se vende entre los clientes del lujo no es una acción aislada de Burberry

No olvidemos que la sostenibilidad se ha convertido en un rasgo de las marcas que cada día es más buscado por los consumidores. Tal como explicaba a este periódico Silvia Pérez Bou, profesora de Sostenibilidad de ISEM Fashion Business School, “no hay vuelta atrás en el camino de la moda, en los próximos años todo pasará por la sostenibilidad o, dicho de otro modo, por ‘hacer las cosas bien’”. Y añade que, definitivamente, “las marcas de moda son mucho más atractivas si hay detrás un compromiso de sostenibilidad”.

Ante las quejas de los accionistas de la firma, Julie Brown, directora financiera, señalaba que “nos tomamos muy en serio todo esto”. Pero también confirmaba que este 2018 necesitarán destruir, sobre todo, más un alto porcentaje de cosméticos de Burberry tras la venta de la unidad de belleza a Coty. Éste es un fabricante de cosmética estadounidense con el que el pasado 2017 cerró un acuerdo para impulsar el crecimiento de esta división beauty que, hasta entonces, era gestionada de manera interna.

La destrucción del stock que no se vende entre los clientes del lujo no es una acción aislada de Burberry. Marcas como Hermès, Vuitton, Loewe o Chanel también toman la decisión de eliminar el producto restante, aunque algunas optan por hacer una venta privada entre empleados antes de mandarlo a la incineradora.

¿Para qué van a pagar el precio de tienda si lo pueden pagar a precio de outlets?, explican los expertos

Hay que tener en cuenta, además, que las firmas de lujo no hacen rebajas para no desvirtuar la imagen de exclusividad de la marca. No obstante, Prada tiene varios outlets en diversos puntos del Viejo Continente, una estrategia de la compañía de Miuccia que da salida a stock, pero hace descender el deseo de los clientes. ¿Para qué van a pagar el precio de tienda si lo pueden pagar a precio de outlets?, se preguntan los expertos en branding.

La semana anterior Burberry presentaba los resultados de su primer trimestre fiscal de 2018 en plena transformación de la compañía capitaneada por Marco Gobbeti. La famosa firma de gabardinas aumentó sus ventas un 3% hasta los 542 millones de euros.

De manera anual, Burberry cerró un 2017 complicado con la salida de Christopher Bailey, procedente de la escuela de Tom Ford y director creativo durante dos décadas en la compañía. La marca de lujo cerró con un beneficio de 470,8 millones de euros, un 4,5% más que un año antes, mientras las ventas retrocedían un 1,2%.

Últimas noticias