Economía

La tormenta independentista hunde las reservas hoteleras en Barcelona: caen un 8% en octubre

Barcelona-Cataluña
Casa Milá de Antoni Gaudí en Barcelona. Uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad condal. (Foto. Getty)
0 Comentar

Las reservas de hoteles de Barcelona han caído un 8% en el mes de octubre con respecto al año pasado debido a la alta tensión independentista instalada en la región tras el 1-O. Según datos del Gremio de Hoteles de Barcelona, las reservas han cerrado en el 80%, ocho puntos menos que las cifras del mismo mes de 2016.

Octubre ha sido, sin duda, uno de los meses más tensos de todo 2017. La celebración de la consulta ilegal del 1 de octubre ha desencadenado todo tipo de desencuentros en las calles, así como una tensión social y política sin precedentes. Un escenario que a mediados de mes ya pasó factura al sector hotelero, las reservas para el Puente del Pilar se resintieron y cayeron alrededor de un 20%.

Este descenso hacia previsible que al cierre mensual las reservas cayeran con respecto al mes de octubre de 2016. Mientras el año pasado las reservas hoteleras cerraron en casi el 90%, este revuelto octubre ha cerrado con un 8% menos.

Además, según explican, al actual desafío secesionista hay que unos otros acontecimientos que han mermado las cifras de reservas como el atentado yihadista en Las Ramblas en el mes de agosto y la huelga de vigilantes en el aeropuerto de El Prat.

El turismo, uno de los ejes más fuertes de la economía española, ha sido uno de los sectores afectados por la tormenta independentista en el mes de octubre. Desde la patronal hotelera de la Ciudad Condal reconocían que “la inestabilidad e incertidumbre no es buena para ninguna actividad económica, entre ellas la turística”.

Impacto negativo en el sector turístico de 1.200 millones

Por su parte, Exceltur ha cifrado en 1.200 millones de euros el impacto derivado de la tensión política por el proceso soberanista en las actividades relacionadas con el turismo hasta finales de año. Además, afirma que están en juego alrededor de 400.000 puestos de trabajo.

No obstante, el ministro de Industria y Turismo Álvaro Nadal trató de mandar un mensaje de calma la semana pasada en la Feria Mundial del Turismo de Londres con respecto a la crisis de Cataluña. “La actual situación “no debe alterar la vida económica ni social de Cataluña. Hay normalidad en las calles, en la actividad económica y en el trato al turista”, comentaba.

2.300 empresas abandonan la región

El éxodo de compañías sigue aumentando. Este miércoles se ha conocido que un total de 2.276 empresas trasladaron su sede social desde Cataluña a otras regiones de España entre el 2 de octubre y el 7 de noviembre, según datos del Colegio de Registradores Mercantiles de España. Solamente este mismo martes se efectuaron 60 traslados.

Grandes corporaciones y pequeñas empresas están tomando la decisión de salir de Cataluña por motivos de inseguridad jurídica. Tras el referéndum del 1-O sociedades arraigadas históricamente a Cataluña decidieron trasladar su sede social (algunas también la fiscal) a otras comunidades españolas.

Gas Natural, Sabadell, Caixabank, Catalana Occidente o Codorníu son algunas de las grandes compañías que decidieron dar la espalda al independentismo y esquivar las posibles consecuencias económicas en sus cuentas.

Últimas noticias

Lo más vendido