COPA DEL REY / 16AVOS DE FINAL

Lugo-Atlético: o victoria o desastre, sin término medio

Ganar en el Anxo Carro es obligatorio para un Atlético señalado

Simeone dará oportunidad a los suplentes, pero mantiene a Oblak en la portería

El recuerdo de la derrota en Cornellà del día de Reyes de 2021 está muy presente

Atlético
PREVIA atletico interior
Tomeu Maura
  • Tomeu Maura
  • Redactor jefe de Deportes en OKBaleares, 40 años en la profesión cumplidos en 2023 tras más de media vida en El Mundo

O victoria o desastre, sin término medio. Éste es el resumen de la previa del Lugo-Atlético de Madrid de esta tarde. Una eliminación ante un equipo de Primera RFEF desencadenaría una verdadera tormenta en el seno de una plantilla ya muy marcada tras haberse despedido en enero de la lucha por Liga por tercera temporada consecutiva. Simeone alineará a los suplentes, pero por si acaso se protege con Oblak en la portería porque es consciente de que hoy no cabe otro resultado posible que no sea la victoria.

El Lugo, descendido la pasada temporada desde Segunda División, verdugo del Mirandés en la anterior eliminatoria, transita por la zona media del Grupo 1 de la RFEF tras haber perdido su último partido en casa ante el Celta B. El equipo gallego vivió sus mejores momentos en la era de Quique Setién en el banquillo, con jugadores históricos como Seoane o Carlos Pita que le permitieron ser un gallito en Segunda División. Sin embargo esos tiempos ya pasaron y ahora no viven precisamente una época de vacas gordas. Nunca han jugado un partido oficial ante el Atlético, que visitará por primera vez en su historia el Anxo Carro.

Para hacer frente a un rival extra motivado y a un terreno de juego complicado Simeone se ha llevado a Lugo a todo lo que tiene, incluyendo a Griezmann, Morata, Koke o De Paul. La idea es darles descanso a todos, pero mandará el resultado y nada puede garantizar que el Atlético vaya a tener una tarde sencilla. Antecedentes no demasiado lejanos, como el del Cornellà en 2021 (en otro día de Reyes, por cierto) o la Cultural Leonesa en 2020 sobrevuelan hoy el subconsciente del aficionado rojiblanco, que no confía demasiado en un equipo que suma por primera vez en la era del Cholo cuatro derrotas consecutivas fuera de casa.

«Hay muchos chicos que tienen ilusión de jugar para demostrar lo que valen. Buscaremos con eso formar el mejor equipo posible para ganar el partido, que es nuestro objetivo», dijo ayer Simeone en rueda de prensa. Ayer entrenaron con el equipo los canteranos Marcos Moreno y Aitor Gismera, que son la  gran novedad de la convocatoria, aunque ninguno de los dos entró en el once inicial con el que ensayó el Cholo, que sería el formado por Oblak, Nahuel Molina, Azpilicueta, Giménez, Soyuncu, Galán, Riquelme, Witsel, Saúl, Memphis y Correa. La presencia de Oblak en la portería demuestra que el equipo se toma muy en serio el partido.

 

En Lugo todo es ilusión. «Debemos tener claro lo que tenemos que hacer. Si el equipo tiene esa confianza y motivación habremos dado un paso importante. La presión de jugar ante el Atlético es un privilegio. Hay que vivir con ella», dijo ayer Paulo Alves, entrenado albivermello en la rueda de prensa previa al choque. «Tenemos nuestro plan, hay que llevarlo a cabo en el campo. Es importante el equilibrio, hay que competir si queremos disfrutar. Este equipo necesita luchar y pelear», agregó el portugués, que debutó como nuevo técnico gallego el pasado domingo tras haber sustituido a Pedro Munitis.

Pitará González Fuertes, uno de los enemigos declarados del Atlético, en una eliminatoria en la que todavía no habrá auxilio del VAR, que queda reservado para la siguiente ronda. Una ronda en la que esperan estar los rojiblancos porque, en caso contrario, las espadas saldrán de su funda.

Lo último en Deportes

Últimas noticias