La prioridad de Zidane es recuperar a Cristiano

Zinedine-Zidane-Cristiano-Ronaldo
Zinedine Zidane, junto a Cristiano Ronaldo en un entrenamiento en Valdebebas. (AFP)

«No es normal que Cristiano no haya aparecido en ninguno de los partidos importantes». Esta frase ha circulado por las oficinas del Santiago Bernabéu durante el último mes. La preocupación en la cúpula madridista por su rendimiento, desde Florentino Pérez hasta el último de los directivos, es máxima, porque todos son conscientes de que Ronaldo es el mejor jugador del Real Madrid y el equipo necesita con urgencia que recupere su mejor versión.

Por eso para Zidane es prioritario recuperar a Cristiano. El técnico tiene claro que lo primero es corregir los errores colectivos del equipo para enderezar el rumbo del Madrid tanto en el juego como en los resultados, pero después vendrá el capítulo del rendimiento individual de los futbolistas. Ninguno de ellos ha mejorado con Rafa Benítez las actuaciones que exhibieron durante gran parte de la temporada pasada con Ancelotti y la plantilla es casi la misma.

Zizou sabe de la importancia de Cristiano para el Real Madrid y por eso quiere que el luso vuelva a sentirse cómodo sobre el césped. Zidane confía en que CR7 cambie la mueca de desesperación con la que se le ha visto en tantos partidos de esta temporada por la sonrisa con la que ha celebrado la tremenda cifra de goles que le ha convertido en el máximo realizador de la historia del equipo madridista.

Para Zidane lo más importante es que Cristiano se sienta cómodo en el campo. El técnico francés cree que si Ronaldo está a gusto, los goles acabarán cayendo uno detrás de otro como todas las temporadas. El plan de Zizou para CR7 es darle libertad total de movimientos en el campo y recolocarle en la banda izquierda como posición de partida. Fue precisamente arrancando desde ese flanco izquierdo del ataque, siempre muy cerca del área rival, donde se ha visto al mejor Cristiano, al jugador demoledor en el remate e imparable en la potencia.

Cristiano-Ronaldo
Cristiano Ronaldo se lamenta tras fallar una ocasión en el Parque de los Príncipes. (AFP)

El técnico francés sabe que al luso no le gusta actuar como delantero centro. Cristiano no quiere ser la referencia más ofensiva del equipo –como pretendía Benítez– y mucho menos jugar de espaldas a la portería en la frontal del área rival. En esa zona recibe muchos menos balones y muchas más patadas.

Con Ancelotti, el luso estaba liberado de tareas defensivas y jugaba como una especie de segundo delantero, siempre con Benzema por delante como referencia. Con Zidane ocurrirá algo parecido, aunque es cierto que cuando el Madrid no tenga la pelota la intención del técnico francés es que su equipo presione arriba y que no haya jugadores liberados, sino que todos tengan un mínimo de obligaciones defensivas.

La sequía que ha vivido Cristiano Ronaldo en la era Benítez es sencillamente inexplicable. Que el futbolista que pasa por ser el mejor goleador de todos los tiempos se quede sin marcar en la mitad de los partidos del equipo no puede ser un hecho casual. La mala relación del crack y el técnico comenzó a fraguarse en la pretemporada cuando Benítez ninguneó a CR7 al considerarle solamente como «un buen jugador, igual que otros del equipo».

Pero no se ha tratado sólo de un problema personal, también había un problema táctico. Cristiano no se sentía cómodo en el esquema de Benítez y consideraba que el equipo era demasiado defensivo. Las actuaciones del luso en todos los partidos importantes del Madrid esta temporada –los dos del PSG, el Calderón, el Pizjuán, el Madrigal, San Mamés, Mestalla y el Clásico– han sido francamente decepcionantes.

Pero Zidane confía ciegamente en Cristiano. Sabe que el luso es su mejor jugador y le va a tratar con el «cariño» que Ronaldo necesita para volver a sentirse un futbolista imparable. El Madrid le necesita si quiere aspirar a conquistar alguno de los dos títulos por los que compite. Es una relación simbiótica: el Madrid necesita que Cristiano juegue bien para ganar y Cristiano necesita que el Madrid juegue bien para volver a marcar partido sí y partido también.

Lo último en Deportes

Últimas noticias