El fracaso del Atlético con Jackson

jackson
Jackson Martínez, en un calentamiento con el Atlético. (Getty)

Jackson pone rumbo a China, pero a su espalda deja un paso más que pobre por el club rojiblanco. Muy lejos de las expectativas que se tenían puestas en él. El colombiano llegó por la puerta grande como el heredero de Falcao. Pero se marcha por la trasera, sin ni siquiera haber alcanzado los números del también cafetero Tren Valencia. El Atlético cierra un negocio redondo, recuperando lo invertido e incluso obteniendo un beneficio de 7 millones de euros por un jugador que difícilmente habría tenido salida este verano. Jackson pasará a la historia como uno de los fiascos más grandes que han pasado por la ribera del Manzanares.

35 millones pagó el Atlético por el colombiano en este pasado mercado de verano. El cafetero llegó a petición expresa de Simeone, que veía en este las condiciones perfectas para portar el ‘9’ rojiblanco. Su juego de área y poderío físico encajaban en el ideal de delantero que tiene el argentino. Su primer gol por la escuadra en Sevilla, fue un espejismo. Su rendimiento al cabo después de cinco meses dista mucho de la inversión realizada. Tan solo 3 tantos para un jugador que promediaba 20 en cada campaña con el Oporto.

Jackson llegó como la versión 2.0 de Falcao. Sus características de juego hacían pensar que podía marcar una época de colchonero. Pero la sombra de El Tigre le ha pesado demasiado. 70 tantos en 92 partidos fue el legado del samario en el Atlético. 3 tantos en 22 partidos es el de Jackson Martínez. Más bien el espejo en el que se ha mirado el ahora jugador del Guanzhou es en el Adolfo Valencia, aquel delantero de talla fina que fue uno de los fichajes estrella del difunto Jesús Gil. El Tren, como se le apodaba, registró 6 goles en 24 partidos. Al igual que con Jackson, se tenían depositadas muchas confianzas en él, sobre tras su gran año con el Bayern. Pero al final este ariete, de figura muy parecida a la de Chachachá, acabó haciéndose más conocido por los episodios de racismo que recibió por parte del presidente, quien llegó a decir del jugador tras un partido en el que malogró muchas oportunidades que “al negro hay que cortarle el cuello”.

Jackson sufrió el mismo síndrome que El Tren. Sin razón aparente el jugador ha sufrido un bloqueo que no le ha permitido desarrollar sus cualidades. En el Atleti han intentado por todos los medios recuperar al jugador, sin ningún éxito. Simeone ha recurrido a un arsenal de tácticas, desde lo deportivo a lo psicológico, pero al final hasta el argentino ha terminado teniendo roces con el jugador ante su displicencia. Al igual que sus compañeros y sobre todo capitanes, que mediante charlas intentaron motivar al delantero. Ninguna ha acabado teniendo el fruto deseado. Es más, la sensación que queda en el Atlético es que no se encuentra razón aparente al bajo nivel que ha mostrado el jugador.

Críticas en Colombia por su marcha a China

Donde peor ha sentado el fichaje de Jackson por el fútbol chino es en su país. En Colombia, son muchas las voces que han tachado al jugador de ‘pesetero’, y de anteponer sus intereses monetarios a su carrera como jugador. Jackson pasará a recibir 45 millones por las cinco temporadas que ha firmado. Un monte que nadie en Europa estaba dispuesto a ofrecerle. Es más, ningún club europeo se atrevería a llegar a la cifra de 42 millones por la que ha terminado costando su traspaso. El Atlético ha salvado una situación muy delicada con esta operación.

Pero en Colombia no lo ven con tan buenos ojos. Se esperaba que Jackson cogiera el relevo de Falcao en la delantera. Ahora, con uno recuperándose de la lesión y el otro en China, se teme por el gol en la selección cafetera. Incluso según se decía los últimos días el jugador del Chelsea podría poner rumbo también a China en el próximo verano. La selección colombiana es la que más afectada queda. Ahora sí, James tendrá que liderar básicamente el sólo al equipo en esta ronda eliminatoria para el mundial. Trabajo doble para el ‘10’ del Madrid.

Reinvertir en Diego Costa

En los últimos días del cierre del mercado sonó mucho el rumor de un intercambio Diego Costa-Jackson. En Inglaterra varios medios lo daban por hecho, pero realmente en ningún momento llegaron a existir conversaciones ya que ningún jugador podría haber disputado lo que resta de Champions League. La opción que sí va tomando fuerza de cara al nuevo mercado de verano es la de reinvertir el monto del traspaso de Jackson en el Lagarto. El Atlético ya dispondría de la liquidez necesaria para poder acometer el fichaje y recuperar así uno de los delanteros que más determinantes que han pasado por la orilla del Manzanares. El Chelsea que también piensa hacer una revolución en el próximo periodo de fichajes vería con buenos ojos el traspaso. Costa volvería a vestir de colchonero, esta vez formando una pareja letal junto a Griezmann.

Lo último en Deportes