EL PORTUGUÉS YA ABONÓ 9 'KILOS'

Cristiano podría tener que pagar otros 6 millones y Hacienda no ve delito fiscal

cristiano
Eduardo Inda desveló nuevas claves sobre la situación de Cristiano con Hacienda.

Cristiano Ronaldo está siendo sometido a una inspección por parte de Hacienda, aunque la Agencia Tributaria certifica que, a día de hoy, el astro portugués no tiene obligaciones pendientes con el fisco. El futbolista del Real Madrid abonó el 20 de enero de 2015 la cifra de 9 millones de euros para regularizar su situación tributaria en nuestro país.

Según explicó Eduardo Inda en ‘El Chiringuito de Jugones’, el tres veces Balón de Oro podría verse obligado a realizar un desembolso aún mayor. "A lo mejor Cristiano tiene algo más que pagar, pero los inspectores no ven delito fiscal. Según la Agencia Tributaria, el señor Ronaldo no es un delincuente fiscal, es una persona honrada que ha pagado sus impuestos", dijo.

Según fuentes cercanas al caso, Cristiano tendría que desembolsar una cifra próxima a los 6 millones de euros para cerrar definitivamente la investigación. Hay que recordar que el futbolista pagó 4,5 millones en concepto de los derechos de imagen del periodo de 2008 a 2014 y adelantó otros 4,5 millones por los derechos que generará su imagen de 2015 a 2020. El futbolista cedió esos privilegios a Peter Lim, dueño del Valencia CF, por un montante de 70 millones.

Ronaldo generó 70 millones de euros –unos 15 al año– en torno a su figura en el periodo que comprende de 2008 y 2014. Cristiano se acogió a la ley de impatriados, que establece que debe pagar a un marginal máximo del 24% y no al 50%. El método empleado por el portugués no es el mismo que la mayoría de futbolistas, que tributan bajo el régimen de sociedades.

En este caso, Cristiano requirió los servicios de los abogados Senn-Ferrero para su defensa, tras el resultado obtenido por éstos en casos similares de otros compañeros como Pepe o Metzul Özil. Cristiano Ronaldo podría tener zanjado su asunto con Hacienda en pocas fechas.

Lo último en Deportes