ayuda social

Unas 140 personas participan en el encuentro de Càritas Mallorca

Asistentes del encuentro organizado por Cáritas Mallorca escuchando atentamente una ponencia.
Asistentes del encuentro organizado por Cáritas Mallorca escuchando atentamente una ponencia.
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

Más de 140 personas vinculadas a Cáritas Mallorca, voluntarios y voluntarias, participantes y personal contratado, se dieron cita este fin de semana en Palma, en el Seminario Nuevo, con el lema de la jornada Una Comunidad Transformada y Transformadora.

Según ha indicado Cáritas Mallorca en una nota de prensa, el encuentro celebrado el pasado sábado, 22 de octubre, contó con la presencia del Obispo, Mons. Sebastià Taltavull y la secretaria General de Cáritas Diocesana de València, Aurora Aranda, como poniente invitado.

Después de una plegaria compartida, la secretaria general de Cáritas Mallorca, Raquel Ríos, contextualizó el encuentro que era el primero que se llevaba a cabo después de 3 años de pandemia. «Han sido unos años difíciles, marcados por la COVID-19 y en los que hemos tenido que reorientar la acción social de Cáritas para adaptarnos a los cambios y para responder mejor a las personas», afirmó Ríos.

Al mismo tiempo, la secretaria general de este organismo de la Iglesia Diocesana recordó «aquello inherente a la misión de Cáritas» y enumeró todas las acciones que les definen: «trabajar por la dimensión profética, ser servidores de la cultura del encuentro y la participación; ser luz y esperanza por el mundo; estimar y vivir la justicia; no sucumbir a la desesperanza y aprender de los signos del tiempo; tener presente que nuestra misión es hacer comunidad, fraternal y refugio para las personas vulneradas, teniendo como reto la proximidad y el cuidado de las personas desde la mirada de los Derechos Humanos».

Seguidamente, se llevó a cabo un trabajo en grupos y la actividad constaba en destacar cinco necesidades detectadas en el territorio entre marzo y junio de este año, plasmadas además en la exposición itinerante La Mirada del Voluntariado sobre la realidad social. Estas necesidades son «la desigualdad del mercado de trabajo; la soledad no deseada de las personas grandes; las personas migrantes en situación irregular y las dificultades de acceso a sus derechos; la vivienda, como un derecho desahuciado y la formación del voluntariado enmarcada a la realidad social».

También explican que la finalidad de este trabajo grupal era «extraer alternativas en la respuesta que Cáritas está dando para mejorar la vida de los colectivos que por varias circunstancias no tienen cubiertas todas las necesidades y garantías sociales que necesitan para tener una vida digna».

La jornada continuó con una serie de dinámicas grupales compartidas (Salas de experiencias) con el objetivo de descubrir dones o talentos que, según creen,  «todas las personas tienen». «Ser conscientes de estos dones es fundamental para el proceso de cambio, puesto que gracias a ellos somos capaces de soñar que una otro mundo es posible y somos conscientes de nuestra capacidad transformadora», indican en el comunicado.

Cabe señalar que Mons. Sebastià Taltavull, presente durante toda la jornada, respondió una serie de preguntas. Asimismo, el Obispo se mostró muy cercano con los responsables de las Cáritas Parroquiales y también con todas aquellas personas integran la entidad de Cáritas Mallorca.

En su intervención, Taltavull apuntó lo siguiente: «Para transformar los primeros que tenemos que ser transformados y cambiados somos cada uno de nosotros». También alentó a tener un «pensamiento positivo y esperanzador que favorezca el cambio que estos nuevos tiempos piden».

Después le llegó el turno a Aurora Aranda, secretaria general de Cáritas Diocesana de Valencia. Desde su experiencia, aportó tips para llevar a cabo los cambios que la realidad de hoy nos reclama, para acompañar mejor a las personas más vulnerables.

«El cambio como proceso de crecimiento y proceso natural en la vida; la conciencia de que el cambio tiene que estar sustentado en nuestra misión de Cáritas de estar junto a los más vulnerables; el hecho de que cuando se empieza un cambio, se activan nuevos talentos, de forma inconsciente; aceptar la incertidumbre y compartir en oración el proceso; convertir los obstáculos en oportunidades…» son algunas de las reflexiones que ofreció Aranda.

Finalmente, Esther Romero, directora de Cáritas Mallorca, cerró la jornada agradeciendo la presencia a todos los asistentes y animando a que a este proceso de cambio que están viviendo desde Cáritas. Romero agradeció la animación del voluntariado joven que dinamizó parte de la jornada pero también la participación del voluntariado grande que ha dedicado y dedica aún tanto de tiempo de su vida a hacer realidad la misión de Cáritas.

Lo último en OkBaleares

Últimas noticias