Inmigración ilegal en Andalucía

Vox advierte de que la inmigración ilegal genera problemas fiscales, de vivienda, de criminalidad y de salud

Vox Andalucía ha recordado que las políticas «buenistas» del Gobierno socialcomunista con el problema de la inmigración, en plena oleada de pateras, producen importantes problemas laborales (fiscales), de vivienda, de criminalidad y de salud, y ha instado a la necesidad de controlar este problema que golpea de lleno a la comunidad andaluza.

Macario Valpuesta, diputado de Vox en el Parlamento de Andalucía, ha puesto sobre la mesa los problemas reales que conlleva la entrada indiscriminada de inmigrantes ilegales en nuestro país. «La inmigración ilegal, que llega por culpa de las políticas buenistas del Gobierno socialcomunista, genera multitud de problemas que sufren directamente los españoles», ha señalado.

«La inmigración ilegal está fomentada por redes de traficantes de personas disfrazadas de ONG’s, que encima presumen de humanismo», ha comenzado exponiendo Valpuesta, que recuerda que «la ilegalidad llama a la ilegalidad».

«Estas personas que entran en España de forma ilegal están abocadas a la mendicidad, a la criminalidad. Ocasionan problemas laborales porque quieren trabajar en B, ocasionan problemas sanitarios porque entran sin control, ocasionan problemas de infravivienda, además del problema de los menas…», ha recordado el diputado andaluz, que insiste en que se trata de «un problema que tenemos que afrontar y sustituir con una generosa y razonable inmigración legal».

Llegada indiscriminada de ilegales

Andalucía ha recibido más de 5.200 inmigrantes ilegales desde el inicio de la pandemia, tal y como ha podido confirmar OKDIARIO por fuentes de la Junta. Desde el pasado 1 de enero, la cantidad total de personas que han alcanzado las costas de la comunidad ascienden a casi 7.500.

Una oleada de inmigrantes que se ha acrecentado desde que se decretara el estado de alarma en España, y que en una sola semana llegó a puntos insospechados, alcanzando casi 1.000 inmigrantes nuestro país de forma irregular.

Exactamente 846 inmigrantes desembarcaron en España la tercera semana de septiembre y casi la mitad, un 48,2%, lo han hecho por las costas de Andalucía. Especialmente sangrante fue la jornada del pasado jueves en nuestro país: 534 ilegales en 24 horas. De ellos, 311, un 58%, desembarcaron en las playas de Almería (228) y Cádiz (83).

El aluvión de sin papeles empieza a ser insostenible para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que ya advirtieron hace semanas de la necesidad de «medios técnicos y humanos» para frenar la  «avalancha de pateras» que azota las costas andaluzas.

El efecto llamada de la izquierda, con eslóganes como ‘regularización ya’, en el que exigen la nacionalidad inmediata para todo aquel irregular que alcance España, está surtiendo efecto. Pero Andalucía ya no puede más. La situación, preocupante durante toda la pandemia, comienza a ser alarmante.

Lo último en España

Últimas noticias