Elecciones Andalucía 2022

El PSOE promete hachazo fiscal: si gana en Andalucía recuperará el Impuesto de Sucesiones

Juan Espadas, secretario general del PSOE-A.
Juan Espadas, secretario general del PSOE-A.

El PSOE de Andalucía (PSOE-A) ha prometido, de cara a las elecciones autonómicas del 19 de junio, recuperar el Impuesto de Sucesiones y Donaciones que suprimió el PP de Juanma Moreno bonificándolo al 99%. «En Sucesiones y Donaciones revertiremos la reforma fiscal del PP», han anunciado los socialistas.

El PSOE modificó en 2018, a instancias de Ciudadanos, el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, donde estableció una reducción en la base imponible de hasta un millón de euros y empezar a tributar a partir de esa cifra. El Gobierno de PP y Cs decidió en 2019 bonificar la cuota del impuesto hasta el 99% y justificó compatibilizarlo con «la reducción de 1.000.000 de euros sobre la base imponible, con la finalidad de no perjudicar a las adquisiciones por herencias de hasta dicho importe, ya que de otro modo tendrían que pasar de no tributar a hacerlo por el 1%».

El PSOE-A recrimina a «las derechas en Andalucía» sus «decisiones fiscales» al atribuirles que el sistema fiscal de la Comunidad «haya retrocedido hacia una menor progresividad fiscal y equidad social», así como colige la consecuencia de «una menor recaudación fiscal», que cifra un retroceso en el período 2020-2021 de «más de un 11% respecto a la de 2018, unos 250 millones de euros».

Además de la menor recaudación, el PSOE-A plantea como consecuencia añadida que «ha dado lugar a una menor y peor provisión de bienes públicos», junto con «limitar la misión redistribuidora de renta y riqueza del sistema fiscal».

Y es que la hoja de ruta socialista para gobernar Andalucía admite sobre este tributo que contemplará «la exención fiscal de las donaciones realizadas en vida a familiares, de primer y segundo grado, cuando vayan dirigidas a la compra de una primera vivienda habitual del donatario o a participar en una empresa que aumente su capital social y mantener la inversión empresarial un mínimo de diez años y se cree empleo», con un límite de 500.000 euros por persona.

El PSOE-A concluye que la carta de navegación fiscal de PP y Cs «se ha demostrado especialmente inadecuada para Andalucía» por el hecho de que «nuestra autonomía financiera es menor que la de la media de las comunidades y más dependiente de la financiación del resto de España para el mantenimiento de nuestros servicios públicos».

«Pedir más financiación al resto del Estado y rebajar impuestos a los más pudientes no es ni justo ni responsable», reprocha el programa socialista.

Como contraposición a esas directrices, el PSOE-A blande un modelo fiscal «radicalmente distinto», del que pregona que sea progresivo según la renta y riqueza y le atribuye, además de «financiar los servicios públicos, que es su principal misión», su condición de «instrumento de política económica anticrisis, para estabilizar la economía, generar incentivos económicos».

Mínimo exento

El PSOE-A desgrana sus deducciones, bonificaciones y exenciones en diferentes impuestos, punto donde asegura que en el caso de «los mínimos exentos y reducciones generales de bases imponibles en diversos impuestos, como criterio general, tomar como referente un millón de euros para este tipo de mínimos y reducciones».

En el caso del IRPF aboga por acotar para las rentas de entre 30.000 y 60.000 euros, tanto para declaraciones individuales como conjuntas, los beneficios e incentivos fiscales, que se incrementarían para el tramo de 30.000 a 40.000, se mantendrían para el arco entre 30.000 y 60.000 y «eliminarlos para el resto de rentas».

Incentivos

Con la premisa de que «los incentivos, desgravaciones y cheques fiscales irán dirigidos a los que más lo necesitan y tienen rentas bajas o medias», el programa socialista para las elecciones andaluzas de 19 de junio plantea aumentar un 50% la desgravación por nacimiento, adopción y acogimiento, de manera que pase de 200 a 300 euros, un crecimiento idéntico para los partos, adopciones o acogimientos múltiples.

El programa de los socialistas andaluces traslada desgravaciones para los contribuyentes que vivan en municipios con problemas de despoblación, para quienes plantea una deducción de entre 400 a 600 euros, así como para los contribuyentes con discapacidad (de entre 150 y 300 euros) o con cónyuges o parejas de hecho con discapacidad (de 150 a 200 euros).

Sobre las cuotas y tipos aplicables a los impuestos, el PSOE-A indica que en el IRPF, Patrimonio y Sucesiones y Donaciones, «aumentaremos las reducciones de tipos a las rentas medias y bajas, compensando los efectos de la inflación» y con la idea de volver a aplicar «el Decreto Legislativo 1/2018 del gobierno socialista».

«Para evitar los errores de salto, todos los segmentos de bases liquidables tendrán alguna rebaja fiscal efectiva», indica el PSOE-A.

Lo último en España

Últimas noticias