Ciudadanos teme un adelanto electoral en Andalucía que le obligue a ir de la mano del PP

La presión por parte de los socios de Gobierno se siente cada vez con "mayor intensidad", según fuentes internas

La consejera de Igualdad de Cs aboga por cargos territoriales del partido en lugar de funcionarios

Ciudadanos
Inés Arrimadas y Juan Marín.

El aviso a navegantes lanzado por el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, sobre un eventual adelanto electoral en esta comunidad ha recrudecido en Ciudadanos el temor a esta posibilidad, que le obligaría a ir de la mano del PP para tratar de permanecer en el Palacio de San Telmo, según ha podido saber OKDIARIO de fuentes internas.

De puertas hacia fuera, el mensaje es negar la mayor y alejar una alianza preelectoral con los populares en este sentido. Sin embargo, las fuentes consultadas apuntan que de puertas hacia dentro la presión por parte de los socios de Gobierno se siente cada vez con «una mayor intensidad». Sobre todo, porque si las encuestas continúan recogiendo un desplome de los naranjas en esta región (quedarían con un tercio de su representación, bajando de 21 escaños a 7-8), su salida de los puestos que ya ocupan en la Administración andaluza estaría más cerca. «Y ello hará que se precipiten los acontecimientos», vaticinan las mismas fuentes. Los próximos comicios deberían celebrarse en torno a noviembre de 2022, sin embargo, ya se habla del segundo semestre de este 2021 o principios del próximo año.

Con un Vox en auge -sondeando ya a la opinión pública con el nombre de la diputada Macarena Olona como candidata con tirón- y con un PSOE andaluz que pretende ser renovado desde Ferraz y que podría repetir su pacto con Cs de 2016 tras la mano tendida de Arrimadas a Pedro Sánchez, tales circunstancias no escapan al PP, donde abogan por una confluencia con los naranjas para dar continuidad a su proyecto previo paso por las urnas. El propio presidente de la Junta ya apuesta abiertamente por ello, como ha declarado en una entrevista en La Vanguardia.

Preguntado sobre si «sopesa una alianza electoral entre PP y Cs» de cara a las próximas elecciones andaluzas, Moreno Bonilla ya ha destacado que ambos partidos ya son «una alianza» en la Junta de Andalucía, compartiendo «valores y objetivos». «¿Por qué no pensar que en un futuro podemos ir juntos?», se ha preguntado el dirigente popular.

Sobre si esa fusión podría ser en las próximas elecciones, Moreno Bonilla se ha mostrado favorable, pero ha incidido en que «estas cosas no se pueden hacer por imposición sino con inteligencia y de forma natural. Ver si nos va mejor juntos o separados», ha remarcado.

Y es que, si Ciudadanos no reconduce su situación y sigue perdiendo terreno en el espacio de centroderecha en favor de Vox, los números se complicarían. «Hay muchas circunscripciones en las que por muy poco se pierde un escaño en el centro», ha advertido el presidente de la Junta.

Junto a ello, Moreno Bonilla afirma en la entrevista que las elecciones andaluzas deben «ser cuando tocan: Finales del 2022. Pero puede haber variables que yo no puedo controlar», ha admitido, dejando así margen de maniobra para un adelanto de estos comicios.

«Cortina de humo»

Desde Ciudadanos, su presidenta, Inés Arrimadas, calificó este lunes como «cortina de humo» las declaraciones de Moreno Bonilla. «Nosotros siempre vamos a perseguir el interés general de los españoles y no vamos a estar para solucionarle los problemas a otros partidos que están en muchas dificultades», sentenció.

Por su parte, el vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, esgrimió que «la la fórmula (de relación con el PP) debe seguir siendo la misma», consistente en que Ciudadanos concurra a las elecciones andaluzas con «su proyecto político, con sus propuestas», así como el PP «con las suyas». «Y después buscar lo que nos une», remachó Marín.

Lo último en España

Últimas noticias