El terrible enfado de un perro con su dueño por jugar con su comida

El protagonista del vídeo pensó que sería buena idea gastarle una broma a su perro con su ración de comida. Poco tardó en darse cuenta que jugar con el almuerzo de un canino puede desatar una terrible ira por muy pequeño que sea su tamaño.

Temas