Salud

Tipos de motivación y cómo aumentarla tú mismo

Motivación
¿Podemos aumentar nuestra motivación diaria?
0 Comentar

Nuestro día a día exige un extra de motivación. El estrés, la rutina y los problemas a los que nos enfrentamos necesitan que saquemos lo mejor de nosotros mismos. ¿Sabes qué es realmente la motivación y cómo aumentarla por ti mismo? ¡Toma nota!

Tipos de motivación

motivación
Hay ocho tipos de motivación según los expertos.

Según los expertos, hay ocho tipos distintos:

Extrínseca

motivación
El dinero es una de las más comunes.

La motivación extrínseca significa que los estímulos que motivan a una persona vienen del exterior. Un ejemplo es el el dinero, el reconocimiento laboral, etc.

Intrínseca

motivación

Proviene del interior de una persona. En esta clasificación entraría la autorrealización o el crecimiento personal. Habitualmente está relacionado con involucrarse en determinadas tareas no sólo para cumplir con ellas, sino para disfrutar y obtener los mejores resultados.

Positiva

motivación
Se refiere a la realización de una tarea para su recompensa positiva.

La motivación es positiva cuando se realiza una actividad para la obtención de una recompensa positiva, ya sea externa o interna.

Negativa

motivación
E una conducta adoptada por miedo a obtener resultados no deseados.

Se refiere al proceso por el cual una persona adopta determinadas conductas por miedo a obtener consecuencias negativas externas (humillación, etc) o internas (frustración por ejemplo).

Básica

motivación
Muy habitual en deportistas.

Es la que mantienen los deportistas al realizar su actividad y el interés que tienen por mejorar su rendimiento personal, logros, etc.

Cotidiana

motivación
Se refiere al hecho de disfrutar de la actividad diaria.

La motivación cotidiana es el interés de un deportista por la actividad de cada día cuando realiza deporte, sin pensar en los logros que pueda obtener de ella.

¿Cómo aumentar la motivación?

motivación

  • Piensa en positivo

    Nuestros pensamientos influyen directamente en cómo nos sentimos. Eso que nos decimos a nosotros mismos será clave para afrontar nuestro día a día de la mejor o peor manera.

  • Toma nota de tus progresos

    Tomar conciencia de nuestros logros nos motiva para seguir trabajando en nuestros objetivos. Puedes optar por escribir un diario y redactar cuando consideres que has logrado algo importante en tu día o semana.

  • Descubre realmente lo que te apasiona

    Cuando conseguimos descubrir qué nos mueve, nuestra motivación intrínseca nos permitirá afrontar con mayor facilidad la rutina y las obligaciones.

  • Escribe en un papel cuales son tus motivaciones

    Escribe lo que te motiva para seguir hacia delante cada día (familia, deporte, viajes, amigos, hijos, trabajo, etc).

Noticias relacionadas

Los más vendidos

Etiquetas

Últimas noticias